Guaidó tiene 6 meses tratando de sacar Maduro del gobierno

Seis meses después de haberse proclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó no logró su objetivo de sacar a Nicolás Maduro del poder, pero consiguió el reconocimiento de la comunidad internacional y una popularidad entre los venezolanos que nunca antes había tenido.
El jefe del Parlamento ha tenido tres momentos claves desde enero pasado cuando se proclamó frente a una multitud, alegando unos artículos de la Constitución por considerar a Maduro un “usurpador”, después de que el gobernante ganara unas cuestionadas elecciones en las que las principales caras opositoras no pudieron participar.
El 23 de enero, precisamente, fue uno de sus momentos cumbres debido a que al declararse presidente encargado, el parlamentario consiguió fortalecer su liderazgo dentro de las fuerzas opositoras del país y llegó a contar con una popularidad del 60%, según datos de la firma Datanálisis, una de las más reconocidas en Venezuela. Guaidó llenó de esperanzas a sus cientos de miles de seguidores al proponer una ruta- “cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”. Un lema tan popular como su “vamos bien” que hoy ya casi ha desaparecido de su discurso en medio de las diversas trabas que ha encontrado en el camino para alcanzar su objetivo.
Con su proclamación llegó también el respaldo de Estados Unidos y de buena parte de la comunidad internacional, que hasta la fecha lo sigue reconociendo como presidente encargado de Venezuela, siendo Grecia el último país en incorporarse al grupo de los 55 que lo apoyan. El reconocimiento de estos países ha significado un mecanismo de presión para Maduro, que continúa manteniendo el poder y el control territorial del país, pese a las sanciones.