Guatemala se suma a programa “Mesoamérica sin Hambre” de la FAO y México

FAO

Guatemala. Guatemala se sumó hoy al programa “Mesoamérica sin Hambre” que impulsa la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con el apoyo de México, con el fin de mejorar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza en el país.

El representante de la FAO en Guatemala, Diego Recalde, comentó en la presentación del plan que la adhesión de Guatemala fortalecerá las acciones que se realizan a través del Pacto Hambre Cero que se puso en marcha en el país en el 2012.

El programa “fortalecerá los marcos institucionales locales, nacionales y regionales para que todos los habitantes de Guatemala ejerzan su derecho a la alimentación”, dijo Recalde.

Explicó que el plan ya se ejecuta en varios países de Centro y Suramérica y que en el caso de Guatemala, la FAO trabajará en el fortalecimiento de las políticas públicas relacionadas con la seguridad alimentaria y nutricional.

Detalló que el trabajo de campo se realizará en los departamentos de Chiquimula (este) y San Marcos (suroeste), en los que se impulsarán cadenas de cultivos, ecoturismo comunitario y construcción de resiliencia al cambio climático, entre otros.

El plan será financiado en Guatemala con un aporte de 1,5 millones de dólares de la Dirección General del Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (Amexcid).

El representante de esta institución, Jesús Schucry Giacoman Zapata aseguró que este proyecto se suman a otros 30 en los que México coopera con Guatemala. Comentó que para el programa de “Mesoamérica sin Hambre” la Amexcid aportará entre el periodo de 2015-2019 un total de 18 millones de dólares.

“Nos aliamos con la FAO en este programa porque tiene oficinas en estos países y una gran experiencia”, destacó.

El proyecto tendrá una duración de cinco años en Guatemala y será ejecutado por el gobierno a través de la FAO, que dará el apoyo técnico. Recalde dijo que según el informe del panorama de la seguridad alimentaria y nutricional de Centroamérica y República Dominicana de 2014, en Guatemala el número de personas con deficiencias de alimentación es del 14,3 % de los más de 15 millones de habitantes.

La representante de la Secretaría General de Planificación de la Presidencia (Segeplan) de Guatemala, Ana María Méndez, agradeció el apoyo que otorgará México para combatir el hambre, que, dijo, “es uno de los flagelos que condiciona el desarrollo”.

La integración de Guatemala al programa “es una muestra evidente del compromiso internacional y del gobierno de mejorar la seguridad alimentaria”, sostuvo.

Recalde explicó en el país centroamericano el programa persigue un marco político e institucional eficaz y operativo para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional, y el fortalecimiento de las instancias gubernamentales para que contribuyan a mejorar las condiciones de vida.

A nivel regional el proyecto contribuirá a potencia los recursos destinados a la seguridad alimentaria con el fin de cumplir la meta de erradicar el hambre antes de 2025.