Guerrero aclara Reynaldo sí puede ser secretario general del PLD

El senador por la provincia Peravia, Wilton Guerrero, negó ayer haber  declarado incompatible que el doctor Reynaldo Pared de Pérez sea secretario general del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y presidente del Senado, tal como le atribuyó  este diario al citar declaraciones que ofreciera al periodista Huchi Lora en  su programa “Huchi Lora en CDN Radio”.

Guerrero  señaló que los miembros del Comité Político del PLD que asumen posiciones en el poder Ejecutivo se convierten en dependientes de los decretos del Presidente de la República y, al hacerlo, pierden su independencia.

En ese sentido, el legislador banilejo indicó  que  existen varias razones para que Parez Pérez sí pueda asumir  ambas posiciones.

Al referirse a ellas, destacó que el senador  Pared Pérez es un funcionario electo, que representa un poder del Estado independiente del Poder Ejecutivo.

Asímismo señaló como otra razón fundamental  que la secretaría general del partido es un órgano colegiado, “integrado por varios compañeros, en cuyo seno se hace una división social del trabajo y la función más importante del titular es la de coordinar ese equipo de trabajo”, manifestó el congresista.

Guerrero expresó que, además de las razones de principios antes señaladas, en el caso del actual incumbente de la secretaría general del partido,  el doctor Pared Pérez, se reconocen las valiosas cualidades de responsabilidad, capacidad, honestidad y laboriosidad que posee su compañero de bancada en el Congreso Nacional.

Señaló que esas virtudes son conocidas en el seno del partido “y tiene ganado el gran mérito de haber rescatado y elevado la imagen positiva del Senado de la República ante la sociedad dominicana”, puntualizó Guerrero.

Zoom

Lo que dijo

Guerrero sostuvo el viernes pasado que debe aplicarse una resolución aprobada en uno de los congresos del PLD que establece que sólo una parte  y no todos los miembros del Comité Político del partido pueden ocupar cargos en el gobierno. En este caso se refería a los funcionarios que son nombrados por el presidente de la República, Leonel Fernández, mediante decreto.