Guía de seguridad para disfrutar con tranquilidad del asueto de Semana Santa

22_03_2016 HOY_MARTES_220316_ ¡Vivir!6 C

El principal objetivo de las vacaciones es disfrutar; pasar unos días en tranquilidad total, sin nada que perturbe la mente.

A veces, al estar tan agobiados por el trabajo y las obligaciones, estos días se convierten en un oasis en medio del desierto, por lo que el deseo de salir podría provocar que no se tomen en cuenta algunos detalles de seguridad, que podrían hacer de las vacaciones, una pesadilla.

Para evitar esas molestias, el asueto de Semana Santa se hace propicio para compartir algunos consejos que sirvan de guía para proteger tu casa durante los días que permanezcas fuera de ella.

Aunque lo más recomendable sería dejar a alguien que la cuide, no todo el mundo cuenta con alguien de confianza para encomendar tal tarea. Por tal razón conviene tomar en cuenta algunas medidas evitar lamentaciones luego de las vacaciones.

Lo primero es no decirle a todo el mundo que no estarás en casa. Mientras menos personas lo sepan, mejor.

Aunque se recomienda que tu viaje no sea de domino público, sí debes decirlo, por lo menos a un vecino cercano, que pueda llamar a la Policía si observa algo extraño en tu ausencia.

No te expongas. Antes de salir de casa y cuando estés listo para partir, procura entrar el equipaje dentro de la marquesina o el garaje.

Si te vas en taxi, pídele que se acerque lo más que pueda a la puerta de salida. Esto es para que no te expongas a ser visto y se enteren de que te vas a vacacionar. La discreción es algo que debe tomarse en cuenta.

Luces encendidas. Hay una costumbre, de las más conocidas y antiguas: dejar algunas luces encendidas. Este detalle permite que las personas de fuera piensen que hay personas en la casa.

Si no quieres dejar ningún bombillo encendido, en el mercado existen programadores que permiten que se enciendan cada cierto tiempo.

Visitas esporádicas. Pídele a algún familiar o amigo que vaya a tu casa mientras no estés, que abra las ventanas, que encienda el radio o una que otra luz… para que se vea movimiento dentro de la casa.

El teléfono. Si no tienes contestadora automática, procura bajar el volúmen, de modo tal que no suene mucho. Esto podría ser una pista para el enemigo, para saber que no hay nadie en casa.

Guardar todo lo de valor. Las joyas, dinero y cualquier objeto de valor, no lo dejes a simple vista. En la manera de lo posible, guárdalos bien.

Si cuentas con una caja fuerte, trata de entrar todos estos artículos ahí. Estos pueden llamar la atención, si alguien se acerca por la ventana.

Cierra bien. Las puertas y ventanas deben estar bien aseguradas. Tómate unos días antes del viaje para reforzar, si es posible, cada una. Puedes invertir un dinerito en una alarma, resultan buena aliada en la seguridad de una propiedad.

Las redes sociales. Procura no actualizar tu estado mientras estés fuera de casa. No compartas fotos ni videos que testifiquen tus vacaciones. Mucho menos escribas comentarios relacionados con esa salida.

Las redes sociales son espacios públicos a los que tienen acceso muchas personas con buenas y malas intenciones.

Evita desastres. Desconecta los aparatos eléctricos, cierra el tanque de gas, cierra las llaves de agua, para evitar los desastres que podrían producirse por accidente.