Guzmán Marcelino asegura presupuesto tiene más de RD$600 MM para fármacos VIH/Sida

Dibujo

El país tiene presupuestado para el año 2017 más de RD$600 millones para medicamentos antirretrovirales, anunció ayer la ministra de Salud, doctora Altagracia Guzmán Marcelino.
En otro sentido, la funcionaria aseguró que para la próxima semana se estará informando al país del acuerdo del Gobierno con el Colegio Médico Dominicano (CMD).
La funcionaria aseguró que desconoce la razón por la que protestan las personas que viven con VIH, porque sus medicamentos antiretrovirales están presupuestados para el 2017
En la mañana de ayer, decenas de personas que viven con VIH y Sida protestaron frente al Ministerio de Salud en reclamo de que las autoridades respondan ante el déficit actual de más de un millón de pesos que afecta el programa de medicamentos y les aumenten el presupuesto para costear los tratamientos.
La protesta fue iniciada por representantes de la Coalición de Activistas Dominicanos Frente al VIH y Sida. Dulce Almonte dijo que cerca de 13,500 personas con esta enfermedad quedarán sin los medicamentos antirretrovirales para el control del VIH y Sida, si continúan con el mismo presupuesto asignado de 258 millones de pesos, cantidad que denuncian es insuficiente.

En ese sentido, demandan que se les aumente a un total de 640 millones de pesos para el año 2017, dinero que utilizarían para la compra de medicamentos antirretrovirales, acorde a los análisis de Systems for Improved Access to Pharmaceuticals and Services (SIAPS) y USAID.

“Queremos una respuesta con un compromiso escrito y tangible de las autoridades de Salud y Hacienda, que nos aseguren que no moriremos por falta de medicamentos”, precisó.

Almonte sostuvo que adeudan 500 mil pesos a Aduana y 400 mil al Laboratorio Roche por facturas no pagadas correspondientes a análisis de carga viral, entre otros compromisos.
En otro sentido la ministra de Salud dijo que la semana próxima habrá una respuesta a las conversaciones del Gobierno con los médicos, y podría ser la firma final.