Ha llegado el momento asociaciones se conviertan en bancos comerciales

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, encabeza reunión con directivos LIDAAPI

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, consideró que ha llegado el momento de que, al igual que en otros países, en República Dominicana las asociaciones de ahorros y préstamos que deseen hacer la conversión a bancos comerciales lo hagan, como se contempla en la parte in fine del Artículo 75 de la Ley Monetaria y Financiera.
Valdez Albizu hizo la declaración durante una reunión con directivos de Liga Dominicana de Asociaciones de Ahorros y Préstamos (LIDAAPI) para pasar revista al desempeño reciente de la economía y las perspectivas para el resto del año, así como hablar de la situación económica y financiera de esas instituciones.
Destacó el papel jugado por las asociaciones de ahorros y préstamos, tanto en el sector financiero como en la economía, pero reconoció que en casi todos los países del mundo estas entidades mutualistas, como son mejor conocidas, han ido desapareciendo para convertirse en bancos.
En la reunión, Francisco Melo Chalas, presidente de LIDAAPI, presentó al gobernador del BC un resumen de la situación actual de las asociaciones, señalando que han ido perdiendo participación de mercado en términos de operaciones financieras, habiendo llegado hasta un diez por ciento en el presente año 2017, debido principalmente a que operan en condiciones de desigualdad en relación con otras entidades del sistema financiero.

Explicó que dicha situación ocurre porque la ley que rige a las asociaciones de ahorros y préstamos las limita al financiamiento para la construcción y remodelación de viviendas y captación de depósitos de ahorro, de manera que no pueden captar depósitos a la vista o cuentas corrientes ni realizar operaciones de corresponsalía con bancos internacionales a través de giros, transferencias, cartas de crédito y otras operaciones propias de la banca múltiple.

Los directivos de LIDAAPI plantearon al gobernador interponer sus mejores esfuerzos para que, respetando el marco jurídico actual, se dote a ese sector de las herramientas y los mecanismos operativos para poder competir con las demás instituciones de intermediación financiera, ya sea ampliando sus funciones o permitiendo, de manera voluntaria, su conversión a una de las figuras contempladas en la Ley Monetaria y Financiera en función de su tamaño, es decir, en bancos múltiples, bancos de ahorro y crédito y corporaciones de crédito.

En respuesta al planteamiento del presidente de LIDAAPI, y ante las limitaciones legales que contempla la Ley Monetaria y Financiera para la ampliación de las funciones de las asociaciones de ahorros y préstamos, Valdez Albizu prometió someter nuevamente ante la Junta Monetaria el proyecto de Reglamento de Conversión, que tiene por objeto autorizar a aquellas asociaciones de ahorros y préstamos que voluntariamente deseen convertirse en entidades accionarias, para lo cual solicitará la colaboración de la Superintendencia de Bancos y del Ministerio de Hacienda.