Hablan los alcaldes: “Uno quiere cada día hacer más por la gente”

Entrevista al Alcalde de la Ciudad de la Vega señor Kelvin Cruz, en la sesión Hablan los Alcaldes, del Periódico Hoy, durante una visita que este realizara a la redacción. Hoy/ Napoleón Marte 05/07/2019
Entrevista al Alcalde de la Ciudad de la Vega señor Kelvin Cruz, en la sesión Hablan los Alcaldes, del Periódico Hoy, durante una visita que este realizara a la redacción. Hoy/ Napoleón Marte 05/07/2019

La Vega no solo es color, música y alegría: más allá del carnaval hay una productiva provincia que además vibra por la fe.

Cuando el ingeniero Kelvin Cruz llegó a la alcaldía de La Vega, de la mano del Partido Revolucionario Moderno (PRM), se encontró ante un “paciente crítico” que debía recuperar y estabilizar para que pudiera volver a caminar.
Lograrlo, sin embargo, ha sido muy complicado por la falta de recursos: el cabildo recibirá este año unos RD$361 millones, lo que representará algo más de RD$25 millones al mes. “Estoy sumamente convencido de que los ayuntamientos son la espina dorsal para provocar el desarrollo y crecimiento de los territorios. Ahora, con un buen presupuesto. La ley dice que debe entregarse un presupuesto de un 10% y hoy en día andamos en algo menos de un 2.5%”.
En ese sentido, en su calidad de secretario nacional de Asuntos Municipales del PRM, Cruz hizo un llamado a las autoridades para que reflexionen en torno al papel de los ayuntamientos. “Son los principales aliados del Poder Ejecutivo y de los gobiernos y por lo tanto deben estar dentro de la agenda”. Por ello, pide que se haga un aumento sistemático en sus presupuestos hasta lograr que se cumpla la ley.
Pide presa. Al hablar de las principales necesidades que hay en La Vega, Cruz sostiene que han solicitado que se continúen la presa de Guaiguí, una obra que fue iniciada en el gobierno del expresidente Hipólito Mejía. De hacerlo, se terminarían de controlar los desbordamientos del río Camú, ya que no fue suficiente con la importante obra que se llevó a cabo en el parque lineal El Riíto.
Aunque la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) anunció que dragará el Camú, Cruz no está seguro de que solucione el problema.
Otra obra que pide es la terminación del mercado, destruido por un incendio en el 2016 y, aunque está levantado en un 60%, no se ha terminado. Además necesitan la construcción de un estadio de béisbol y un nuevo pabellón de baloncesto Fernando Teruel. “Tenemos unas instalaciones deportivas que prácticamente son una vergüenza”, se quejó.
Pago bomberos. Tras recordar que el Gobierno anunció un aumento salarial a los bomberos, Cruz indicó que el Estado asumiría el pago de los cuerpos de bomberos a través del 9-1-1. “Los bomberos del país están empezando a desesperarse. No se están desesperando porque les ha cogido con eso sino que ya han pasado más de tres meses después que se anunció que el Estado iba a asumir el pago de los bomberos”.

Optimizar. A pesar de las precariedades, Cruz se propuso optimizar los recursos del cabido. La primera medida para ello, indica, fue tomar un préstamo por RD$50 millones para comprar los 22 camiones compactadores que necesitaba el cabildo para recoger los desechos sólidos. Y es que, explica, la gestión anterior pagaba RD$2.7 millones al mes en alquilar los equipos. “Solamente con esa decisión ahorramos más de un millón de pesos mensuales al ayuntamiento porque pagamos con RD$1.6 millones el interés más el capital”, dijo. Señaló que en noviembre podrá saldar el préstamo.
Dicho esto, Cruz señaló que al vertedero de La Vega llegan 160 toneladas de basura cada día. Eso incluye la basura de su municipio más las de algunos distritos municipales que también depositan su basura ahí.

Arbitrios. La eficientización en el cobro de los arbitrios ha sido otra de las metas de Cruz, quien explica que antes cobraban entre RD$600 a RD$700 mil mensuales y él ha logrado llevarlo a más de RD$3 millones.
¿Cómo lo logró? Para comenzar el cabildo cobra entre RD$600 mil y RD$700 al mes por la recogida de basura y RD$400 mil por el uso del vertedero municipal. A eso se suma lo que devenga por el uso de suelo, los cementerios, los mercados, la publicidad exterior, las construcciones de obras e instalaciones de negocios, entre otros.
Presupuesto participativo. Una de las primeras apuestas de Cruz fue respetar el presupuesto participativo, como consigna la ley. “Iniciamos una importante carrera en lo que es la construcción de clubes comunitarios, canchas deportivas, iglesias, centros comunales y terminación de algunas obras que habían quedado inconclusas de gestiones anteriores”, dice.
Agrega que han recuperado un sinnúmero de espacios públicos que estaban totalmente abandonados, tal como los parques Blas Pezzoti y Las Carolinas.
Al citar las obras que está desarrollando ahora, destaca el remozamiento de la entrada principal de la ciudad y los parques Padre Fantino, Duarte (donde está la catedral) y el de Las Flores. “Tenemos un plan integral de embellecimiento y transformación de nuestra ciudad”, dice Cruz. Además anunció que señalizará las calles del caso urbano.
Aparato productivo. Cruz resalta que La Vega es un municipio altamente productivo: hay mucha gente de trabajo y tiene un gran liderazgo en la producción de arroz, plátano, yuca y vegetales orientales para la exportación a Estados Unidos, Europa y Canadá. También se destaca por la fabricación de muebles y como destino para la compra y venta de vehículos.
Además resalta que hay empresas como Induveca, que ha hecho grandes inversiones en La Vega; y la Cervecería Vegana, con la Quisqueya y Malta India, entre otras empresas que permiten que haya más oportunidades de empleo que en otros municipios.
Las atracciones. La Vega es conocida por el color, la música y la alegría de ese carnaval que la llena de luces y emoción cada mes de febrero. “En esta etapa del año recibimos miles de turistas de la República Dominicana y de todo el mundo”, dice Cruz, y señaló que La Vega siempre está en carnaval: en cuanto termina se comienza a preparar el del año próximo. Además del carnaval, Cruz manifiesta que otras actividades que organizan son las fiestas patronales, las olimpíadas infantiles y el “Parque Mágico de la Navidad”.
En cuanto a lo que tienen para ofrecerle a los visitantes, Cruz destaca el Museo del Carnaval, la Loma de Guaiguí, sus más de 10 restaurantes y el turismo de montaña.
La fe. La Vega es, además, un lugar de fe: tiene el Santo Cerro, lugar de peregrinación y uno de los espacios más sagrados de la isla, y la Catedral Inmaculada Concepción. A eso se une el Museo Sacro de La Vega, que atesora una colección de piezas que datan desde el siglo XIV hasta el XX.
¿Quién es él?
Cruz es un ingeniero civil con una maestría en desarrollo urbano y ordenamiento territorial cursada en la Universidad de Salamanca, España. Antes de ser electo como alcalde, a los 38 años, fue regidor durante diez años. Actualmente es el presidente de la región Cibao-sur de Fedomu y secretario nacional de Asuntos Municipales del PRM.
Recuperar la confianza
Cruz señala que lo primero que hizo al llegar a la alcaldía fue recuperar la confianza de los munícipes veganos, ya que la gestión anterior había sido muy cuestionada por poca ejecución de obras y falta de transparencia. “Nosotros nos enfocamos en escuchar, en integrar, en gobernar siempre del lado del pueblo, de la sociedad”.
La impotencia
Cruz se queja de que siente impotencia ante la incapacidad de poder resolver los problemas de sus munícipes. “A veces tienes un problema serio que resolver, ya sea un campamento municipal, los equipos que manejan el vertedero, los equipos que manejan los desechos sólidos, una intervención de un espacio público, una cancha, una institución del ayuntamiento, y a veces tú no tienes los recursos”.

LAS CIFRAS
3,000
Camiones de asfalto. Con el 30% del territorio aún por asfaltar, La Vega requiere de una gran inversión para tener todas las calles en unas condiciones dignas.
100
Agencias venden carros y están apostadas a lo largo de la avenida Pedro Rivera y la autopista Duarte.
400
Millones mueve el carnaval de La Vega, que impacta a toda la región del Cibao.