Hablan los alcaldes. Castañuelas debe evitar la contaminación ambiental

Alcalde de Castañuela Ramon Antonio Arias visita Periodico.
18-11-2019 HOY / Ariel Gomez
Alcalde de Castañuela Ramon Antonio Arias visita Periodico. 18-11-2019 HOY / Ariel Gomez

Un vertedero óptimo, un matadero y un sistema cloacal son las principales demandas de estos munícipes del noroeste
Castañuelas debe evitar la contaminación ambiental

Castañuelas es un municipio de Montecristi de unos 40,000 habitantes que comparte una realidad con la mayoría de los municipios pequeños del país: un amplio número de necesidades que tienen que ser mitigadas con escasos recursos. Sin embargo, la prioridad de sus autoridades municipales es evitar que los habitantes se vean afectados por la contaminación ambiental.
Al respecto, el alcalde de esta demarcación de casi 80 kilómetros cuadrados, Ramón Antonio Pimentel Gómez, conocido en su comunidad como Moreno Arias, destaca la carencia de un vertedero en óptimas condiciones, un matadero y un sistema cloacal como las más primordiales demandas del municipio.
“En Castañuelas hace falta de todo, pero me conformaría con resolver esas tres urgencias, porque son las que más afectan al ser humano debido a la contaminación”, puntualizó el síndico durante una entrevista en el diario Hoy.
El vertedero a cielo abierto que alberga el municipio constantemente está asediado por las llamas pese a que el ayuntamiento mantiene estrictos controles sobre las personas y equipos que allí depositan desechos. De manera específica, los haitianos, que representan alrededor de un tercio de la población de Castañuelas, tienen prohibido ingresar en él, para así evitar que se extienda el negocio del carbón de leña.
Por otro lado, el jefe del ayuntamiento afirma que el presupuesto mensual de RD$1,770,000 no alcanza para la construcción y mantenimiento de un matadero, puesto que se requiere instalar una planta de tratamiento para evitar que los desperdicios de los animales sacrificados vayan a parar a las fuentes hídricas.
Asimismo, el establecimiento de un sistema cloacal, opinó el síndico, es un caso perdido en Castañuelas y otros municipios del país, porque el asfaltado de muchas calles y caminos durante el período electoral impide que puedan desarrollarse trabajos subterráneos, lo que provoca que, en su demarcación, las aguas negras terminen en el río Yaque del Norte.
Vecinos no contados. El municipio Castañuelas, al ubicarse en una de las cinco provincias fronterizas, no está exento del fenómeno de la migración desde el país vecino. De acuerdo al censo que la propia alcaldía realizó en 2015, el 33 por ciento de los 37,000 munícipes era de origen haitiano, no obstante, estos no son contabilizados para la entrega de recursos al cabildo.
“Imagínense recibiendo fondos a partir de los 23,000 habitantes que arrojó el censo de 2010, pero realmente albergando una población extranjera de unos 17,000 que no fueron tomados en cuenta en ese sondeo. Es injusto recibir un presupuesto así sin que se contabilizaran a la tercera parte de los pobladores”, manifestó Pimentel Gómez.
Para ilustrar esta inquietud, el ejecutivo municipal señala que en el hospital municipal aproximadamente ocho de cada diez pacientes son de origen haitiano, lo que daría a pensar que los recursos públicos están destinados a ellos.
Joven y sin oficinas públicas. Con la aprobación en 1974 de la ley que lo instauró, Castañuelas se convirtió en uno de los municipios más jóvenes de Montecristi, lo que ha significado inconvenientes para la administración pública como la falta de un palacio municipal propio (en su lugar, el gobierno local funciona en una casa rentada) y de oficinas públicas del Gobierno central, producto del alto costo de los terrenos.
Un cuartel de la Policía, un juzgado de Paz y una oficina de la Junta Central Electoral son solo algunas de las dependencias de instituciones públicas que requieren los habitantes de Castañuelas, dijo.
Otras necesidades. El municipio requiere la construcción de dos presas, la de Guayubín y la Ámina, para sacarle mejor provecho al 84 por ciento de las aguas del río Yaque del Norte que desembocan directamente en el océano Atlántico.
En cuanto al agua ingerida por los munícipes, el cabecilla del cabildo pidió al Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa) que se investigue el procesamiento de este líquido en el acueducto de la Línea Noroeste, ya que algunos se han quejado de su mal olor y sabor.
Además, el alto costo de la electricidad también ha sido el blanco de las críticas de los ciudadanos, dado que en Montecristi se produce más de 50 megavatios a través de parques fotovoltaicos y eólicos.
“Ahora mismo es una de las provincias del norte que más megavatios está aportando. Entonces yo digo que ni el sol ni el viento pagan impuestos, por lo que se debería reducir el costo de la energía eléctrica en Montecristi”, expresó.
Su capacidad productiva. El sector agrícola de Castañuelas, dominado por las plantaciones de arroz y bananos, lo posicionan como uno de los municipios más productivos de la región noroeste, según el Banco Central.
De igual forma, el ecoturismo que se desarrolla alrededor de estos campos agrícolas es una industria que aporta considerables ganancias a la comunidad, pero no ha terminado de explotar su máximo potencial. A su vez, las fiestas patronales del 12 al 21 de enero, en honor a la Virgen de la Altagracia, constituyen la mayor celebración de Castañuelas y la que más atrae a los visitantes.
Por el contrario, las industrias ajenas al sector primario son prácticamente inexistentes en Castañuelas a pesar de las prerrogativas que contempla la Ley 28-01, que crea una Zona Especial de Desarrollo Fronterizo que abarca las provincias de Pedernales, Independencia, Elías Piña, Dajabón, Montecristi, Santiago Rodríguez y Bahoruco.
“Yo creo que los municipios deben ser beneficiados con una disposición del Estado conjuntamente con la inversión privada para crear esos empleos que frenen la migración de jóvenes que se van a Santiago de los Caballeros y Santo Domingo. Porque se van los dominicanos ¿y quiénes penetran? La ley dice que la mano de obra extranjera debe ser máximo un 20 por ciento, pero en Castañuelas tenemos fincas donde alcanza hasta el 95 por ciento”, planteó.
Su trabajo. Las mayores obras de Pimentel Gómez al frente de la Alcaldía de Castañuelas son la reestructuración de la avenida 30 de Mayo, la principal del municipio y que se ha convertido en el mayor parque, la reconstrucción de una iglesia y del cementerio municipal, y la construcción de un letrero de bienvenida al pueblo y un parque en Loma de Castañuelas.

ZOOM

Herencia política
La vocación política y de servicio a la comunidad de Castañuelas corre por la sangre del alcalde Ramón Antonio Pimentel Gómez, ya que su padre, Rafael Eufemio Pimentel Arias también ocupó ese cargo en el período 1982-1986.
Pimentel Gómez, doctor en Leyes, fue subsecretario general del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en 1984, con apenas 22 años. Fue alcalde por el período 1998-2002 y más tarde en 2010-2016 y 2016-2020. Además, fue diputado desde el 2002 hasta 2010. Actualmente es candidato a senador de Montecristi por el Partido Revolucionario Moderno (PRM).
El valor de la educación
Este dirigente político le ha conferido una vital importancia a la educación en su comunidad, al luchar para que se mejoren las condiciones por la escuela José Gabriel García, la más antigua de Castañuelas y que está funcionando agrietada.
De igual forma, pide que se construya una extensión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en el municipio cabecera San Fernando de Montecristi.