Hablan los alcaldes: La Caleta, casa de migrantes y de desalojados

Máximo Soriano, Alcalde del distrito municipal de La Caleta, Santo Domingo Rep. Dom. 8 de noviembre del 2019. Foto Pedro Sosa
Máximo Soriano, Alcalde del distrito municipal de La Caleta, Santo Domingo Rep. Dom. 8 de noviembre del 2019. Foto Pedro Sosa

Lamenta que grandes estructuras, como el Aeropuerto de las Américas y Puerto Multimodal Caucedo no aporten a La Caleta
La Caleta urge agua, drenaje, ordenamiento territorial

El distrito municipal de La Caleta, en el municipio de Boca Chica, en la provincia de Santo Domingo, carece de agua potable, drenaje sanitario, de un hospital público y de un ordenamiento territorial que controle la migración de personas que llegan cada año a esa localidad, quienes se asientan como pueden, por falta de regulación.
Así lo plantea Máximo Soriano, director de ese distrito municipal, durante la entrevista Hablan los Alcaldes.
Según el censo de 2010, La Caleta contaba ese año con 63,137 habitantes. Sin embargo un estudio local del año pasado arrojó 78,623, pero el director municipal estima que pasan de 80 mil.
Atribuye el crecimiento a las migraciones que se producen desde diferentes lugares de Santo domingo como consecuencias de desalojos y otras manifestaciones.
Señala que muchos desalojados de La Barquita, Domingo Savio, los que salieron de Gualey y Los Tres Brazos para dar paso a la extensión de la Línea 2 del Metro de Santo Domingo, el Isabelita y otros, encuentran en La Caleta el lugar más adecuado, debido a que todavía hay terrenos para levantar sus casas a precios más accesibles.
Precisa que una gran cantidad de los migrantes no ha cambiado su residencia, pero sí trabajan y consumen en La Caleta, lo que crea dificultades al gobierno local, ya que esas personas demandan de servicios y la Dirección no dispone de los recursos para atenderlos.
Realizaciones. Soriano, quien pertenece al Partido Revolucionario Moderno (PRM), fue director de este distrito municipal en el período 2004-2010, recesó de 2010 a 2016, pero regresó en este último año.
Afirma que más del 90% de las obras que exhibe La Caleta ha sido fruto de sus gestiones, como el Mercado Municipal, así como los diferentes parques que funcionan en el lugar.
Destaca el parque Central Domingo Rincón, el recién inaugurado Parque Infantil, en el sector Los Unidos, al que la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa) donó todos los juegos.
Ahora cuenta con la promesa de la empresa eléctrica Aes Dominicana de colocar en el parque infantil máquinas para ejercicios, para que mientras los niños se diviertan las madres también se ejerciten.
Destaca un convenio con el Ministerio de Obras Públicas y la compañía Rizek, que trabaja en la ampliación de La Marginal de Las Américas, para la aplicación de asfalto a más de 30 kilómetros de calles del distrito municipal.
De igual modo, resalta la construcción de cuatro canchas deportivas, como en Campo Lindo Valiente, en Los Unidos y otros barrios.
Señala que se modificó recientemente la cancha en Los Unidos con un aporte en materiales de parte de la academia de Los Yanquis de Nueva York, en Boca Chica, mientras el gobierno local dispuso de la mano de obra con una inversión de RD$438 mil.
Lo mismo ocurrió con una cancha en la calle 17 esquina Calle F, que fue acondicionada, así como la cancha del Barrio Nuevo.
En el sector El Valiente, actualmente trabajan los equipos en la preparación de seis kilómetros de calles para ser asfaltadas.
Recuerda que Obras Públicas coloca la capa asfáltica, pero el gobierno local tiene que preparar el terreno y pagar la obra de mano.
Resalta el respaldo de la compañía Rizek en el suministro de materiales para que el asfaltado de las principales calles de La Caleta sea una realidad.
Explica que sin el respaldo obtenido hubiese sido imposible que la Alcaldía pudiera acondicionar 25 o 30 kilómetros de calles, desde la construcción de aceras y contenes, ya que conlleva varios millones de pesos.
Con la comunidad. Soriano valora la colaboración de las organizaciones comunitarias, especialmente de las juntas de vecinos, para que la reconstrucción de calles, aceras y contenes sea una realidad.
Precisa que alrededor de un 60% de construcción de contenes y aceras han sido con la colaboración de las juntas de vecinos, sobre todo, con mano de obra, en algunos casos hasta con materiales.
“Eso ha permitido que La Caleta hoy tenga más de 40 kilómetros en condiciones para que el asfalto pueda ser colocado”, apunta Soriano.
Cementerios. En la localidad existen dos cementerios, pero prácticamente están llenos, por lo que sepultan cadáveres sobre tumbas ya existentes.
Uno de esos camposantos está ubicado en el Parque Submarino, donde fueron encontrados yacimientos indígenas, luego trasladados al Museo del Hombre Dominicano, debido a que las osamentas estaban siendo saqueadas.
Exige que esas osamentas sean devueltas al cementerio, tras recordar que ese espacio fue declarado por la ONU como Patrimonio de la Humanidad.
Expone que ya cuenta con los terrenos para un nuevo cementerio, en el sector Mirador Aéreo, en límite con el municipio de Guerra.
Son terrenos del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) para lo que aspira sean vendidos al cabildo a precios de solidaridad, tomando en cuenta que se trata de una obra social.
Además de Guerra, La Caleta hace frontera con San Domingo Este, donde funciona la Zona Franca, aunque estima la división debía ser la autopista que conduce a Samaná; hacia el este con Boca Chica, de manera específica en el sector de Brisa.
Residuos sólidos. El director municipal de La Caleta indica que tiene control de la recolección y disposición final de los residuos sólidos, ya que asumió ese servicio que estuvo en poder de una empresa privada.
Cuenta para el servicio con cuatro camiones compactadores, dos pequeños, además de cuatro moto carretas que penetran a los lugares donde no pueden hacerlo los grandes.
Las moto carretas sacan los residuos de los callejones y los montan en los compactadores que esperan en las calles, por lo que la ciudad se mantiene limpia.
Aunque son camiones de hasta 22 años, se mantienen funcionando, ya que con los recursos que recibe el cabildo se hace cuesta arriba adquirir nuevos equipos.
Confía en obtener al menos un nuevo camión a través de Dominicana Limpia, ya que está en los primeros lugares en el Sistema Integrado de Monitoreo de Administración Pública (SIMAP).
Como en casi todos los municipios y distritos municipales, el de La Caleta no es excepción, deposita los residuos sólidos a cielo abierto.
Máximo Soriano
Director distrito municipal La Caleta
Es bachiller, pero se ha preparado en asuntos municipales, tanto en el país como en el exterior. Ha viajado a seis países a realizar entrenamiento técnico, como España, Italia y Bélgica.
Pertenece al PRM y es su segundo período al frente del gobierno local de La Caleta, ya que estuvo en el período 2004-2010. Nació en La Caleta, se crió en ese lugar, vive en esa localidad y cuando muera será sepultado ahí. Soriano tiene 66 años, es padre de diez hijos, la mayoría reside en los Estados Unidos, el más pequeño tiene 30 años.

ZOOM
Desafíos
Entre los grandes desafíos, Soriano cita elevar La Caleta a municipio, tras considerar que rebasa las condiciones para esos fines, con una población superior a seis provincias del país. Asimismo, señala hay 44 municipios, de un total 158, con menos población que La Caleta, además cuenta con la infraestructura económica, que por ser distrito municipal, no goza de los privilegios que debería disfrutar. El suministro de agua potable es fundamental para la población, ya que la mayoría de los munícipes no dispone del líquido por tuberías. Sostiene que la mayoría de las familias reciben agua a través de pozos contaminados, ya que tampoco existe drenaje sanitario en la localidad. Los pocos hogares que reciben agua es a través del Acueducto de Boca Chica, que se nutre del río Brujuelas, pero de manera muy precaria. Otra prioridad es la construcción de un hospital, ya que apenas cuenta con policlínicas que después de las 2:00 de la tarde no dan servicio. Un grave problema es el servicio eléctrico, ya que cientos de familias están conectadas al sistema mediante cables telefónicos, por lo que con frecuencia se producen cortocircuitos y muertes de personas.

LAS CIFRAS
6
Millones de pesos. Es la subvención mensual que recibe La Caleta del Presupuesto General del Estado, pero si los recursos se aplicaran en base a su población deberían recibir al menos RD$18 millones. Considera que si el Gobierno cumpliera con la Ley 166-03 que ordena el 10% para los ayuntamientos, La Caleta recibiría cerca de RD$30 millones cada mes, pero a los cabildos apenas llega el 2.8%. Las recaudaciones propias apenas llegan a RD$300 mil mensuales, debido a las pocas opciones que tiene para el cobro de arbitrios, ya que las grandes estructuras que existen en la localidad no aportan un centavo.