Hacia el décimo tercer convite banilejo

o1

Solo faltan 15 días para la fecha tan esperada por los banilejos, de reunirse en su Décimo Tercer Convite Banilejo. Los ánimos también se avivan por las proximidades de la celebración emblemática de las fiestas de su patrona la Virgen de Regla, que se celebran el 21 de noviembre próximo.
Es una tradición que la celebración de los convites concita un gran interés en todos los sectores sociales de Baní. Ellos esperan ese gran día para reencontrarse en un ambiente de familiaridad y alegría para pasar revista de las vidas con tantos recuerdos disfrutados en Baní. Las penas por la pérdida de seres queridos se mitigan con el calor del encuentro fraterno de renovación de amistades.
Gracias a un esfuerzo personal del licenciado Miguel Franjul, banilejo de pura cepa, que intercedió ante el alcalde del Distrito Nacional, que accedió gentilmente a permitir la actividad. Es que se había dispuesto administrativamente la prohibición de ese tipo de actividad, que en el caso de los banilejos, reúne una gran muchedumbre. El alcalde Collado tomó en cuenta los argumentos de Franjul que explicó de cómo el orden, la seguridad, la limpieza y la alegría familiar eran los símbolos del comportamiento de los banilejos en su fiesta anual.
El 13 de noviembre, al calor de las sabrosas arepitas de burén, de la contagiosa música de la Banda Municipal y de reconocidas orquestas aportadas por importantes entidades, el día transcurre en medio de la alegría desbordante que muchas veces el Cielo, celoso de esa hermandad, nos manda copiosas lluvias que estimulan el regocijo del encuentro.
Los convites surgieron como una necesidad de los banilejos de volver a sus raíces, y al mismo tiempo, colaborar con alguna institución que requiera de apoyo. En los anteriores convites se ha colaborado con la Iglesia de Baní antes de su remodelación, con el Hogar de Ancianos en varias ocasiones, también con la Escuela de Villa David y con la filial de Rehabilitación de Baní que funciona en un lateral donde está ubicado el hospital Nuestra Señora de Regla. En esta ocasión la colaboración será destinada al apoyo de la escuela Villa David; el año pasado se apoyó a la escuela de sordomudos y al Hogar de Ancianos Inspiración Divina.
Indudablemente, el apoyo y respaldo que ha recibido el comité organizador de la Alianza Banileja en Santo Domingo de los convites, por parte de Chacho Landestoy, alcalde municipal de Baní, es impresionante. El Ayuntamiento aporta una logística de transporte y de envío de artistas. Y lo más importante, facilitar cada año la participación de la inigualable Banda Municipal de Música. Esta presentación es esperada por los tantos recuerdos que se despiertan en el corazón de los banilejos, que ya fuera como niños, jóvenes o adultos vibraban en las retretas y los conciertos que se ofrecían tanto en el parque infantil como en el parque central en cada domingo banilejo.
Los acordes de las piezas que interpreta la banda permite revivir aquellos encuentros de los primeros despertares del enamoramiento, con el intercambio de insinuantes miradas, de frases al aire y paseos alrededor del parque central. Baní: Una Sola Familia, con ese lema la Alianza Banileja promueve con fervor entusiástico los convites, para lo cual cuenta con el respaldo de importantes empresas, que además del Ayuntamiento banilejo, ofrecen su aporte sólido como Industrias Banilejas y la admirable presencia del Centro Cultural Perelló, de La Famosa que es ya una institución, que por más de 50 años ha llevado dinamismo a la economía banileja, y de otras instituciones como la Cervecería Nacional Dominicana, Puntarena con el desarrollo del proyecto de Puntarena, el club deportivo Naco, Banco Popular, BHD-León, Banreservas, la Fundación Farach, el senador Winston Guerrero y otros legisladores de la provincia, y entidades bancarias que se unen al aporte de numerosos banilejos que permiten asegurar la brillantez del evento.
La consigna de los banilejos y sus amigos, que también vienen del exterior para el evento, es reunirse, a partir de las once de la mañana del día 13 de este mes, en el parque Mirador cerca de la avenida Luperón. Se contará con la participación de los inigualables chuineros de Cañafistol y del grupo de baile de La Vereda de El Limonal para la presentación de la sarandunga, típico baile de Baní en las fiestas de San Juan. Esto se hará para continuar ofreciendo al país la singularidad y valor de la raza banileja en sus condiciones de confirmar que es una gran familia, como lo sentenciara Eugenio María de Hostos en 1884.