Haití: atacar pobreza y garantizar estabilidad

18_11_2015 HOY_MIERCOLES_181115_ Economía3 E

La organización “Estamos Salvando a Haití” (NAPSA por sus siglas en Creole) realizó recientemente una conferencia sobre las inversiones en Haití en la Biblioteca Nacional de la Plaza de la cultura.

El expositor, Daniel Gerard Rouzier, representante exclusivo de Hyundai y de Honda en Haití y presidente fundador de E-Power, una empresa de producción eléctrica en Haití, dejó claro que invertir en Haití requiere previamente que el Estado haitiano mejore las condiciones de la masa empobrecida, la capa más baja de la pirámide social, y que también sea garantizada la estabilidad política.

En esta conferencia, a la cual asistieron alrededor de doscientas personas, Rouzier explicó todos los desafíos que enfrentó para la concreción de la empresa E-Power que vende el kilovatio a 16 centavos de dólares al Estado haitiano, mientras que éste le revende a 32 centavos al pueblo. Estas dificultades incluyen el terremoto, el riesgo que conlleva hacer negocios en Haití, la dificultad de conseguir financiamiento de parte de bancos internacionales, etc.

Respecto a inversiones dominicanas en Haití, el conferencista, autor del libro “Praxis: propuestas de gobernanza por otro Haití”, lamentó que las inversiones dominicanas en Haití sean en gran parte salones de belleza, mientras hay haitianos que invierten millones de dólares en zonas francas en República Dominicana. Dice que sería mejor que los exportadores dominicanos implantaran sus instalaciones de producción en Haití. Así se crearían empleos para los haitianos.

Advirtió que el Estado haitiano ha de crear las condiciones favorables a esta nueva modalidad de producción para los empresarios dominicanos interesados en el mercado haitiano.

El conferencista, especialista en finanzas, dijo que debe de existir una cultura de transparencia de ambos lados de la isla que propicie un diálogo franco y positivo, para facilitar los negocios.