Haití celebra elecciones presidenciales en medio severa crisis

A woman walks past a metal sheeting covered with campaign posters promoting presidential candidate Jude Celestin, in Port-au-Prince, Haiti, Friday, Nov. 18, 2016. Haitians are going to the polls Sunday to pick Haiti's next president. Haiti is holding long-delayed presidential elections Sunday. Last year’s vote was annulled and the nation has been operating with a provisional president since February. (AP Photo/Ricardo Arduengo)
A woman walks past a metal sheeting covered with campaign posters promoting presidential candidate Jude Celestin, in Port-au-Prince, Haiti, Friday, Nov. 18, 2016. Haitians are going to the polls Sunday to pick Haiti's next president. Haiti is holding long-delayed presidential elections Sunday. Last year’s vote was annulled and the nation has been operating with a provisional president since February. (AP Photo/Ricardo Arduengo)

La primera vuelta de las elecciones presidenciales de Haití, a la que se presentan 27 candidatos, se celebra mañana en un país sumido en severas dificultades económicas, mientras aún lucha contra las consecuencias del devastador huracán Matthew.
El país más pobre de las Américas intenta dotarse de instituciones sólidas tras el fin de la dictadura de los Duvalier hace ya tres décadas y este proceso electoral refleja esa larga marcha hacia la democracia.
Estas elecciones vienen a reparar las del año pasado, que fueron anuladas. La primera ronda de aquellos comicios, realizada el 25 de octubre de 2015, a la que se presentaron 54 candidatos, fue anulada debido a fraudes masivos que enterraron al país en una nueva crisis constitucional. El entonces mandatario Michel Martelly terminó su mandato el 7 de febrero sin traspasar el poder a un presidente electo. El parlamento escogió al titular del Senado, Jocelerme Privert, como presidente interino por 3 meses, pero el país no pudo reorganizar las elecciones en ese plazo.
Cuatro favoritos
Finalmente, se planificó la primera vuelta para el 9 de octubre, que debió ser postergada debido al azote el día 4 de ese mes del huracán Matthew, que devastó el sur de Haití y dejó más de 500 muertos.
Entre los 27 aspirantes a ocupar la presidencia, solo un puñado hizo campaña y 4 pretenden ganar el comicio. Uno de los principales postulantes es Jovenel Moïse, quien ganó la votación anulada de 2015, tras ser escogido por Martelly para representar a su partido, el PHTK (Partido haitiano Tèt kale). También vuelve a presentarse su principal rival, Jude Célestin, bajo la bandera de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (LAPEH), y quien llegó segundo en los anulados comicios, los que había calificado de “farsa ridícula”.
También compiten el candidato del Partido Petit Dessalines, Moïse Jean-Charles, senador que se hizo un nombre como feroz detractor de Martelly y quien participó regularmente en las manifestaciones opositoras. La campaña de Maryse Narcisse, una de las dos mujeres que bregan por la presidencia, suscita particular interés pues estuvo cerca del expresidente Jean Bernard Aristide, quien fue expulsado .