Haití da fin a búsqueda de sobrevivientes de terremoto

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/586A8607-84FC-422A-80CF-3F9B94BFFB07.jpeg

Puerto Príncipe, (AP).- El gobierno haitiano declaró terminada la etapa de búsqueda y rescate de sobrevivientes del terremoto del 12 de enero, dijo el sábado Naciones Unidas.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU hizo el anuncio un día después que un equipo israelí informó que rescató a un hombre de los escombros de su casa y parientes de una anciana reportaron el rescate de la mujer.

La vocera Elisabeth Byrs dijo que no podía hacer declaraciones sobre esos informes, pero que no se impedirá a los equipos de rescate seguir buscando sobrevivientes o realizar las tareas que consideren necesarias.

“No significa que el gobierno les ordenará detenerse. En caso de que haya la mínima señal de vida, actuarán”, dijo.

Sin embargo, agregó: “Excepto por algún milagro, la esperanza lamentablemente se agota”.

Los equipos de rescate internacionales sacaron con vida a unas 132 personas de las ruinas de edificios derrumbados desde el terremoto del 12 de enero, dijo Byrs. Las tareas humanitarias en Puerto Príncipe, Jacmel, Leogane y otras zonas de Haití afectadas por el sismo de la semana pasada se siguen intensificando.

Una vocera militar israelí dijo el sábado que aún no se había tomado la decisión de detener sus operaciones.

En principio, la delegación israelí debía permanecer en Haití durante dos semanas. Pero la vocera, que no pudo ser identificada debido a los reglamentos militares, dijo que evaluaban constantemente la situación para decidir sobre su permanencia.

El viernes, dos personas fueron rescatadas vivas tras 10 días entre los escombros de la devastada capital haitiana, lo que había revivido las esperanzas de que aún hubiera más sobrevivientes esperando ser salvados.

Los rescates interrumpieron brevemente la pena que cubría a los miles de haitianos que abandonaban la capital desolada o permanecían en cientos de campamentos improvisados. El sábado se espera que algunos asistan al funeral del arzobispo de Puerto Príncipe, Joseph Serge Miot, cerca de las ruinas de la catedral que supo presidir.

La noche del viernes, artistas y famosos pidieron donaciones para Haití en un espectáculo benéfico transmitido por televisión en muchos países.

“El pueblo haitiano necesita nuestra ayuda”, dijo George Clooney, quien colaboró en la organización del espectáculo de dos horas. “Necesitan saber que no están solos. Necesitan saber que aún nos importa”.

El terremoto de magnitud 7 mató a unas 200.000 personas, según una estimación del gobierno haitiano citada por la Comisión Europea. Muchos muertos más permanecen enterrados en miles de edificios caídos de la capital, mientras la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) dijo que hasta 200.000 personas ya abandonaron la ciudad.

Decenas de grupos humanitarios de todo tamaño han aumentado las entregas de comida, agua, medicamentos y otra ayuda a las personas sin hogar y damnificados en general, pero sigue habiendo obstáculos para llegar a toda la población.

“Quiero partir pero no tengo dinero. No sé dónde ir”, dijo Demonere Mirlande, de 33 años y madre de tres niños, que perdió su casa.

El viernes, los rescatistas buscaban sobrevivientes entre los restos. Los socorristas israelíes que salvaron a Emmannuel Buso, de 21 años, dijeron que los familiares del joven les pidieron ayuda.

Removieron escombros de la casa de dos pisos y gritaron. Para la sorpresa de todos, Buso respondió.

El estudiante y sastre de ojos hundidos estaba tan pálido que su madre dijo que pensó que era un cadáver. En entrevista con The Associated Press, el joven dijo que salía de la ducha cuando comenzó el sismo.

“Sentí que la casa bailaba a mi alrededor de mí”, recordó. “No sabía si estaba de pie o de cabeza”.

Los muebles de su cuarto se derrumbaron a su alrededor de manera que dejaron un pequeño espacio para él en medio de las ruinas. Recordó que se desmayaba y a veces soñaba que oía llorar a su madre. No tenía comida y, desesperado de sed, bebió su propia orina.

“Hoy estoy aquí porque Dios quiere”, dijo.

También el viernes, parientes de una mujer de 84 años dijeron que había sido rescatada de los restos de su casa, según los médicos que le daban oxígeno y líquidos intravenosos en el Hospital General. La anciana estaba en condición crítica.

Los rescates llegaron dos días después de que muchos equipos internacionales de socorro comenzaran a empacar sus herramientas, mientras otros grupos de asistencia se quedaban para lidiar con el desafío de ayudar a los sobrevivientes.

Hay 691 obstáculos, incluidos casas derrumbadas y otros escombros, sobre el camino de cinco kilómetros (tres millas) entre Puerto Príncipe y la muy dañada Carrefour, según muestran imágenes satelitales, dijo la ONU.

Sin embargo, en apenas un día, el barco hospital Comfort de la Marina estadounidense marcó una diferencia. El barco ancló el miércoles frente a la capital y había tratado a 932 pacientes y realizado 32 operaciones para el mediodía del jueves, según la USAID.

El gobierno del presidente haitiano René Preval trabajaba con el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas y otras organizaciones para restaurar la electricidad, telecomunicaciones, servicios bancarios, negocios y casas de envío de dinero. También buscan brindar empleos, aunque fueran con bajos salarios, a una población desesperada por algún ingreso.

La electricidad podría tardar entre tres y cuatro meses en volver a la capital, que ahora usa generadores.

Ante la falta de bienes, los precios de algunos productos se han triplicado, en un país donde 80% de la población vive con menos de 2 dólares por día.

“La inflación se los está comiendo vivos”, dijo Eliane Nicolini, trabajadora del Programa de Desarrollo.