Haití: ¿Guerra o solución pacífica?

Haití: ¿Guerra o solución pacífica?

Orlanjoy A Golibart

Por: Orlanjoy A Golibart 

La inestabilidad política haitiana es, cuando menos, “asigún”, como reza el argot popular. Para asuntos de conveniencia individual de las élites y omnipotentes, todo el peso de la ley les favorece. Ni mencionar que aparece orden donde nunca lo hubo. Sin embargo, para el haitiano común, el trabajor, la ama de casa, la madre luchadora entre otros desfavorecidos, sólo caos reciben. Es tal la incongruencia que se presta para “defender” los intereses “haitianos” en contra del beneficio colectivo.

 Dicha situación, es un caldo de cultivo para una mayor adversidad de ambos pueblos. Lo sucedido el día domingo tres 03 del presente mes de diciembre así lo indican. Para aquellos lectores que no sepan: la llamada policía haitiana entró a territorio dominicanopara atacar a un mercado informal de productos de primera necesidad que se estaba dando lugar entre comerciantes dominicanos y clientes haitianosen territorio dominicano. A modo de ilustración, se muestra un mapa en el cual se ha marcado con una cruz la zona estimada dónde ocurrió el infortuno incidente.

Lo cierto es que situaciones como esa no se aprecian comúnmente. Ejemplo: China e India tienen conflictos entre su frontera, sin embargo, los soldados de ningún bando cruzan la conocida ley fronteriza Lo mínimo esperable del gobierno dominicano es una respuesta diplomática al vecino país vía Cancillería Nacional, de igual modo debe remitir comunicaciones hacia todos los Estado representados ante la O.N.U. Expresando lo sucedido a los fines de mantener el tema haitiano en la palestra internacional, desplazado por el conflicto palestino. Continuando con las sugerencias, se señalan las siguientes recomendaciones al presidente de la República, así como al ministro de Defensa y otros actores relacionados:

  1. Verdaderamente Reforzar la vigilancia fronteriza con más miembros apostados, blindados, sistemas de vigilancia y otros (para eso se deben readecuar asertivamente los más de DOP$200 millones presupuestados únicamente para la verja fronteriza, a pesar de que se supone un hecho de que existan dicho)
  2. Se deben Colocar Banderas dominicana frente la verja fronteriza (con ello, se pretenderá enviar un mensaje más clarificador de la zona fronteriza, a los fines de evitar un aprovechamiento por parte del vecino país ante la sociedad internacional)
  3. Emitir Advertencia de que puede causar una escalada, sin necesidad
  4. Investigar y sancionar a los comerciantes dominicanos apostados allí (lo cierto es que fue una enorme imprudencia que pudo costar más vidas de lo pensado)
  5. Evaluar y redefinir el plan de Control, Vigilancia y Respuesta Fronteriza ante cualquier eventualidad

Lo cierto es quelo sucedido el domingo pasado ha sido fruto de la decisión apresurada por cerrar la frontera hace unos meses. Apelamos a que el Todopoderoso puedo Dotar y Asistir a una solución pacífica, ágil, eficaz y directa del conflicto sin necesidad de llegar a mayores. Sin embargo, hay que estar preparados para cualquier eventualidad. Expresamos al presidente, Luis Abinader, la voluntad de estar al servicio de cualquier consulta puntual al respecto a los fines de poder aportar dentro del conocimiento Brindado por Dios en estos asuntos.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas