Haití logra un proyecto del FIDA para una agricultura y pesca más sostenibles

Haití logra un proyecto del FIDA para una agricultura y pesca más sostenibles

haitianos trabajando agricultura -hipo. Archivo.

Roma. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de Naciones Unidas y el Gobierno de Haití firmaron hoy un acuerdo para ayudar a los pequeños agricultores y pescadores del noreste del país y avanzar en la sostenibilidad de sus técnicas.

El Proyecto Economía Azul Inclusiva (I-BE), impulsado por el Ministerio de Economía y Finanzas haitiano. Supondrá una inversión de 26,6 millones de dólares, de los que más de la mitad, 14 millones, serán desembolsados por el FIDA, según un comunicado.

 Estará especialmente enfocado a las mujeres y a los jóvenes, que representarán un 50 % y un 40 % de los beneficiarios del programa, respectivamente. El objetivo es preservar la conocida como Área Protegida Tres Bahías (AP3B), la segunda mayor del país. Con el fin de ofrecer “mejores oportunidades económicas” a los pequeños agricultores y pescadores artesanales del noroeste de Haití.

En concreto, se espera que beneficie a unas 40.000 personas que residen en las cinco comunas en las que se aplicará. Lomonade, Caracol, Fort Liberté, Ferrier y Terrier Rouge y las vecinas cuencas de los ríos Trou-du-Nord y Terrier Rouge. En primera instancia, el proyecto I-BE fortalecerá las capacidades de la Agencia Nacional de Áreas Protegidas de Haití (ANAP). Además, facilitará la adaptación de la legislación nacional en apoyo de la pesca artesanal y su sostenibilidad.

Lee: Cumbre FAO: en Haití 43% sufre inseguridad alimentaria aguda

Agricultores haitianos en un proceso de recolección de zanahorias. Archivo.

El FIDA, con sede en Roma, explicó que el proyecto también permitirá a esas comunidades desarrollar medios de vida sostenibles. Que reduzcan la presión sobre los recursos naturales claves de la zona, como manglares, arrecifes de coral o cuencas hidrográficas. 

Proyecto del FIDA

Su impulso se hizo necesario porque los índices de pobreza y desnutrición de la región están entre los más altos del país. Y sus prácticas agrícolas y pesqueras están “agotando los recursos marinos y terrestres».  “Este hecho pone en peligro la sostenibilidad de las actividades agrícolas y pesqueras. Y constituye una preocupante amenaza para la seguridad alimentaria del país a medio-largo plazo”. Sostiene el organismo especializado de Naciones Unidas.

Los agricultores y pescadores haitianos usan en esta área redes de cerco de malla pequeña. Asimismo recurren a la tala anárquica de árboles para la producción de carbón vegetal. A la agricultura de tala y quema y carecen de falta de técnicas de conservación del suelo.

El proyecto, entre otras cosas, “contribuirá a la adecuada regulación de estas prácticas para reducir la presión sobre los recursos naturales. Y diversificará la producción de alimentos mediante la promoción de buenas prácticas de cría de animales menores, cultivo de hortalizas, producción de miel y sal y manejo de los manglares».

Lea: Agricultura seguirá siendo principal mercado laboral de haitianos en RD

Además, promoverá un uso más sostenible de la madera como combustible para cocinar a través de la formación en técnicas sostenibles de producción de carbón vegetal y la mejora de hornos domésticos.  

“La mejor manera de ayudar a los pequeños agricultores y pescadores artesanales haitianos a progresar y contribuir a la seguridad alimentaria del país es proporcionales medios para llevar a cabo sus actividades económicas de manera sostenible. De tal forma que no se vean obligados a agotar los recursos naturales para sobrevivir”. Sostuvo el director del FIDA para Haití, Paolo Silveri.