Haití también había hablado de posible suspensión de diálogo con RD; dijo no quería mantener reuniones

Republic of Haiti's Prime Minister Michel Martelly sepaks during a plenary session as part of the XXII Ibero-American Summit of Head of States and Governments in Cadiz on November 17, 2012.      AFP PHOTO/ POOL/ J.J GUILLEN

Ayer cuando se conoció en todos los medios nacionales la información de que la República Dominicana suspendía la reunión planificada con el gobierno de la República de Haití, a consumarse en Venezuela, con funcionarios del Ministerio de Exteriores de ese país,  quienes participarían como facilitadores del diálogo, sorprende que ya Haití hubiera tomado la delantera con esa decisión.

Esta información queda en evidencia en la entrevista publicada por la agencia de prensa AP, cuyo artículo fue publicado por  Washington Post, en la que el presidente de Haití, Michel Martelly dijo: “Tengo previsto reunirme con funcionarios dominicanos de nuevo a finales de esta semana, pero la sesión podría caerse otra vez”.

Añade Martelly: “Nosotros no queremos mantener la reunión sin que ellos den muestras de  buena fe, -refiriéndose al gobierno dominicano-, porque queremos algunas acciones”.

Firma del acuerdo. Este comentado acuerdo fue firmado por ambas naciones el 22 de los corrientes, en un convenio en el que figuraban tres puntos, pero sobre todo,  dar prioridad al diálogo para la resolución de cualquier situación relacionada con las personas afectadas por el fallo del Tribunal Constitucional (TC), sobre la nacionalidad.

Tres días después del acuerdo para el diálogo, el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, confirmó la reunión entre Haití y Dominicana y aclaró que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nunca ha tomado parte en las conversaciones, sino que serían sus funcionarios quienes fungirían como facilitadores del diálogo.

¿Consecuencias?  Estas últimas decisiones de los gobiernos de República Dominicanas y de Haití de suspender el diálogo, sumado al planteamiento de la Comunidad del Caribe (CARICOM) de aplazar el ingreso del país al mecanismo regional, surge a raíz de la Sentencia 168-13 emitida en septiembre por el Tribunal Constitucional.  Este fallo, según expertos judiciales, niega la nacionalidad a los hijos de inmigrantes ilegales, en su mayoría haitianos.

Este miércoles, el Gobierno dominicano llamó a consulta a su embajador en Haití, Rubén Silié.

Los conflictos entre dominicana y Haití  han marcado la historia de ambas naciones, ya que otra problemática que ha estado directamente el comercio dominicano, es la veda mantiene el vecino país a los productos como los pollos, huevos, platos plásticos, aceites, jugos, embutidos, entre otros.