Haitianos excluidos en Caribe y abandonados por su Gobierno

Los migrantes haitianos sufren exclusión en los principales países del Caribe hacia donde emigran en busca de mejores condiciones de vida. Su situación de vulnerabilidad se agrava con el abandono de su propio Gobierno, que no establece una política migratoria que los proteja en esos países receptores, según revela el estudio “La migración haitiana en el Caribe: una propuesta para la acción”, escrito por el sociólogo cubano Haroldo Dilla.

En Haití hay dispersión y fragmentación en las decisiones estatales respecto a una política migratoria para su diáspora, que representa la cuarta parte de su población general y aporta el 30% (PIB) del Producto Interno Bruto de esa nación mediante del envío de remesas, lo que implica un monto mayor al de las inversiones capitalistas. Países receptores. “Haití es una sociedad transnacional con comunidades en más de 25 países del mundo”, señaló el sociólogo Dilla al presentar ayer los hallazgos de la investigación en el Centro Bonó.

No obstante, el estudio revela que el Gobierno haitiano no establece consulados, embajadas, ni siquiera estrategias o agendas respecto a sus inmigrantes para protegerlos y hacer valer sus derechos en esos países donde se establecen. En el capítulo “Desde Haití: el vacío como política”, el autor plantea que históricamente la élite política haitiana no ha sido un sujeto particular destacado por su sensibilidad social.