Haitianos marchan contra misión ONU

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/AAEAE560-9958-4A04-87A9-FD59C81EFDB2.jpeg

Puerto Príncipe (EFE).- Centenares de personas recorrieron ayer las calles del conflictivo barrio de Cité Soleil en Puerto Príncipe, para exigir la salida de las tropas de la misión de la ONU y el retorno del ex presidente Jean Bertrand Aristide. La marcha discurrió en un ambiente pacífico y festivo por las destrozadas calles del gueto más violento de la capital haitiana, donde las bandas armadas dictan su ley.

Los líderes armados Amaral Duclona y el conocido como “general Tutu” participaron en la manifestación durante gran parte de la misma montados en una moto con la que avanzaban y retrocedían entre los manifestantes.

Sobre ambos pesan órdenes de captura emitidas por la policía haitiana y por las tropas de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas para Haití (MINUSTAH), que los acusan de dirigir a las bandas armadas que actúan en esa zona sin ley de Puerto Príncipe.

La salida de la manifestación tuvo que retrasarse hasta cerca del mediodía después de que durante gran parte de la mañana se escucharan tiroteos esporádicos en diversas áreas de Cité Soleil, un barrio en el que subsisten en condiciones infrahumanas alrededor de 250.000 personas.

“No queremos a los soldados de la MINUSTAH en Cité Soleil (…) ellos sólo vienen a disparar y crear problemas. Ahora que la Policía ha vuelto a Cité Soleil ¿por qué tiene que estar la MINUSTAH aquí?”, comentó a Efe Son Son, un joven que participó en la marcha.

Como en casi todas las manifestaciones que se organizan en Cité Soleil los afiches del ex presidente Jean Bertrand Aristide, que en esta zona conserva un masivo apoyo, fueron exhibidos a lo largo de toda la mañana.

“Aristide es nuestro padre (…) el único presidente que se ha preocupado de los pobres y les ha ayudado. Nosotros exigimos al gobierno de (René) Préval el retorno de Titid (Aristide) porque para eso le votamos como presidente”, reclamó Julie Maxin, vecina de Cité Soleil que portaba una camiseta con el rostro del depuesto líder.

Jean Bertrand Aristide tuvo que abandonar precipitadamente Haití en febrero de 2004 en medio de un clima de extrema violencia y anarquía, y actualmente permanece exiliado en Sudáfrica.

Vehículos militares chilenos, brasileños y uruguayos de la MINUSTAH realizaron constantes patrullas durante toda la mañana por  Cité Soleil.

La marcha concluyó sin incidentes tras recorrer diferentes áreas del laberinto de callejuelas que conforman ese violento barrio de Puerto Príncipe.