Haivanjoe NG Cortiñas ve positiva política cambiaria RD

Haivanjoe NG Cortiñas

El economista Haivanjoe NG Cortiñas aseguró que este año el tipo de cambio se mantendrá estable, porque los factores que inciden en su variación registrarán un comportamiento positivo, pese a la incidencia del entorno internacional.
Refirió que la inflación, como variable incidental del tipo de cambio, cerró a diciembre de 2016 en 1.70%, por debajo de lo contemplado en la meta de inflación del programa monetario e inferior a la tasa registrada en 2015, que fue de 2.34%, “razón que permite pensar que no hay presiones de depreciación sobre el peso”.
Manifestó además una ausencia de presiones sobre el tipo de cambio en el ámbito de la Tasa de Política Monetaria (TPM), dado que durante los diez primeros meses de 2016 se mantuvo inalterable en 5.0% y solo a partir del mes once se elevó a 5.5%, ajuste que obedeció a razones preventivas de carácter externo, dada el alza de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos.
“En relación a las remesas, soporte importante en la oferta de dólares para la economía dominicana, en la dimensión del nulo esfuerzo que el país realiza para obtenerlas, alcanzará los US$5,100 millones a diciembre de 2016, superando el nivel de 2015; este crecimiento sirve de fondeo para suplir la demanda de dólares en el mercado spot, neutralizando así cualquier incremento de los requerimientos de la divisa”, indicó NG Cortiñas.
Sostuvo que dado el desempeño de cada una de las variables que sirven de causales o están asociadas al comportamiento del tipo de cambio, no existen razones materiales en la economía dominicana para estimar que el peso se deprecie más allá de lo contemplado en el presupuesto de la nación en términos de techo, que es un 4.0%.
Sugirió a los agentes económicos y público en general mantener la credibilidad en las políticas públicas fiscal y monetaria que se ejecutarán en 2017.
Refirió que el mercado internacional de divisas entre diciembre 2016 y enero 2017 estuvo experimentando determinados niveles de inestabilidad, con movimientos zigzagueantes, por la falta de maduración en la definición del alcance de la política económica del nuevo Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.