Hallan 60 cadáveres en Irak

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/5B50F1B9-638E-4A8F-8274-3CF17EBDDFD3.jpeg

Bagdad (EFE).- Un total de 60 cadáveres con impactos de bala en distintas partes del cuerpo fueron hallados ayer en varios barrios de Bagdad, informaron fuentes del ministerio de Interior iraquí.

Las fuentes explicaron que 14 de los cadáveres encontrados aparecieron en el mismo lugar en el sureste de la capital.

Según las fuentes, todos los cadáveres son de identidad desconocida y algunos de ellos tienen señales de haber sido torturados. Los cadáveres supuestamente pertenecen a personas que habían sido secuestradas y asesinadas por grupos de insurgentes, añadieron las fuentes.

Cientos de cadáveres aparecen casi a diario en distintos puntos de Irak y especialmente en Bagdad en el marco de la violencia entre suníes y chiíes que sacude el país pese a los intentos del gobierno del primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, de aplicar su plan de reconciliación nacional para poner fin a la violencia en Irak.


Intentan matar 2 funcionarios

BAGDAD (AP).- Hombres armados asesinaron ayer a un popular cómico de la televisión de Bagdad y a un profesor de una universidad al sur de la capital, pero fracasaron en sus intentos de matar a dos altos funcionarios.

En total, 21 iraquíes fueron asesinados en una serie de ataques en Bagdad, Ramadi, Baqouba y cerca de la frontera con Siria. Y los cadáveres de 26 iraquíes que habían sido secuestrados y torturados fueron hallados en las calles de esta capital, y flotando en el río Tigris, al sur de Irak, dijo la policía.

Los ataques elevaron la cifra de iraquíes asesinados en noviembre a por lo menos 1.370, muy por encima de los 1.216 asesinados en todo el mes de octubre, que era hasta ahora el mes más letal en Irak desde que The Associated Press comenzó a seguirle la pista a esos homicidios en abril del 2005.

Pero las cifras totales son al parecer mucho más altas, pues muchos asesinatos no son denunciados. Las víctimas en esos casos son rápidamente enterradas de acuerdo a la costumbre musulmana y nunca llegan a morgues o a hospitales para ser contadas.

   Además, un soldado y un infante de marina estadounidenses murieron durante el fin de semana en distintas operaciones militares en Irak, informaron el lunes fuentes castrenses. Con ello, subió a 2.865 el número de efectivos estadounidenses fallecidos en Irak desde el comienzo de la guerra, de acuerdo con un conteo de la AP.

   Por otra parte, una bomba estalló el lunes cerca de una caravana en la que viajaba el ministro sin cartera Mohamed Abbas Auraibi, miembro de la mayoría chiíta estado de Irak, quien resultó ileso aunque dos de sus guardaespaldas sufrieron heridas.

   Por otra parte, Hakim al-Zamily, viceministro de salud pública, otro chiíta, salió ileso de una emboscada cuando un grupo de hombres armados dispararon contra su caravana en el centro de Bagdad el lunes al mediodía. Dos de los guardaespaldas de al-Zamily murieron, dijo el ministro.

   Esos ataques se registraron un día después de que presuntos insurgentes sunitas secuestraron a otro ministro del gabinete, el chiíta Amar al-Safar, quien es secretario de salud y fue sacado de su casa en el norte de Bagdad, informaron fuentes del ejército y la policía iraquí.

   Las fuentes dijeron que los secuestradores llevaban uniformes policiales y llegaron en siete vehículos para llevarse a al-Saffar, quien sería el funcionario más prominente del gobierno tomado como rehén en el país desde marzo del 2003, cuando comenzó la guerra.

   Auraibi dijo que la bomba estalló aproximadamente a las 9.30 del lunes, cuando su caravana transitaba por una autopista en el oriente de Bagdad.

   “Yo regresaba de una visita oficial a Amara, cuando nuestro convoy fue atacado’’, añadió el ministro en una entrevista telefónica con The Associated Press. “Gracias a Dios, los dos guardias sufrieron sólo lesiones leves’’.

   Amara es una ciudad predominantemente chiíta, ubicada 320 kilómetros al sureste de Bagdad.

   Entre los civiles asesinados el lunes figuró el actor Walid Hassan, un famoso cómico del canal de televisión al-Sharqiya. Hassan fue asesinado mientras conducía su vehículo en el oeste de Bagdad. Actuaba en un programa de comedias denominado “Caricatura’’, en el cual se burlaba de las fuerzas invasoras y de los gobiernos iraquíes.

   También fue asesinado el profesor chiíta Fulayeh al-Ghurabi, quien enseñaba en la universidad Babil, en la provincia del mismo nombre situada al sur de Bagdad, cuando se dirigía en su automóvil desde el instituto de educación hacia su hogar, informó la policía.