Hallan 85 Cadáveres

BAGDAD (AP).– La policía en Ramadi ayer, martes, encontró 17 cadáveres enterrados en dos patios de escuelas en un distrito de la capital de la provincia de Anbar que hasta hace poco estaba bajo control de combatientes del grupo al-Qaida en Irak. Por lo menos 85 cadáveres fueron hallados en diferentes partes de Irak cuando está por concluir la novena semana de una ofensiva lanzada en Bagdad para restablecer la seguridad.

El mayor de la policía Laith al-Dulaimi dijo que los cadáveres fueron descubiertos en Ramadi luego del retorno a clases por parte de profesores y alumnos, tras una semana de receso.

Ramadi ha sido un bastión de la resistencia sunita y de al-Qaida en Irak hasta fecha reciente, cuando fuerzas estadounidenses y el gobierno iraquí negociaron con varios líderes tribales para que rompieron con grupos insurgentes.

Por otra parte, en una señal de que han retornado los escuadrones de la muerte chiítas, tras dos meses de calma, 25 cadáveres, en su mayoría con señales de tortura, fueron hallados el martes en Bagdad. El total, en tres días, es de 67 cadáveres.

A su vez, un líder insurgente iraquí dijo en una cinta de audio difundida el martes por la internet que su grupo ligado con al-Qaida ha fabricado sus propios cohetes, y el primer ministro iraquí Nuri al-Malaki dijo que su gobierno dialoga con los insurgentes para intentar frenar la violencia.

La voz es al parecer la de Abu Omar al-Baghdadi, cabeza del Estado Islámico de Irak, una organización que incluye a al-Qaida en Irak. La cinta fue difundida en una página de internet frecuentemente utilizada por islámicos radicales, pero su autenticidad no pudo ser independientemente confirmada.

Los cohetes _ llamados al-Quds-1 (Jerusalén-1) _ “han pasado a la fase de producción con un diseño avanzado de precisión y alcance”, dijo al-Baghdadi.

Los insurgentes iraquíes han utilizado cohetes de la época soviética como los Katyuskas, y por portátiles antiaéreos Sam-7 _ casi todos los cuales fueron saqueados de los arsenales de Saddam Hussein en los días que siguieron al colapso de su régimen. Recientemente Estados Unidos acusó a Irán de enviar armas a los insurgentes iraquíes _ en su mayor parte a las milicias chiíes pero también a las sunís.

Al-Maliki dijo que los grupos insurgentes en contacto con el gobierno incluyen algunos miembros del antiguo régimen de Saddam.

“Nos hemos reunido con grupos que no son parte del proceso político … Nos pidieron que no diéramos sus nombres”, comentó al-Maliki. “Las conversaciones continúan y son parte del proceso de reconciliación nacional”.