Hallan indicios de agua en lejano planeta

WASHINGTON (AFP).- Científicos descubrieron indicios de agua en la atmósfera de un planeta situado fuera de nuestro sistema solar, lo que sugiere que el agua atmosférica podría ser relativamente común en el universo. Travis Barman, un astrónomo del Lowell Observatory en Flagstaff, Arizona (sudoeste), y Heather Knutson, estudiante de la Universidad de Harvard, analizaron datos y mediciones realizadas con el telescopio espacial Hubble y aplicaron nuevos modelos teóricos para demostrar la probabilidad de absorción de agua en la atmósfera del planeta HD209458b, que se sitúa a 150 años luz de la Tierra en la constelación Pegasus.

Un año luz es la distancia que recorre en un año la luz en el vacío, y equivale a 9.454.000 millones de km.

Los científicos han anticipado durante años que los denominados exoplanetas mostrarían indicios de agua en la atmósfera, incluso aquellos que orbitan más cerca de su estrella central que Mercurio respecto al Sol. Pero esa cercanía ha dificultado la detección de agua, según los astrónomos. HD209458b fue el primer exoplaneta descubierto que pasa frente a un cuerpo mucho mayor, desde la posición ventajosa de la Tierra. También es el primer exoplaneta que se sabe tiene atmósfera.

El pequeño planeta orbita su estrella cada tres días y medio, y cada vez que pasa los científicos pueden calcular lo que hay en su atmósfera por cómo absorbe la luz de la estrella.

Knutson tomó la información sobre el HD209458b tomada por el telescopio Hubble y le aplicó el nuevo modelo teórico de Barman, lo que resultó en la identificación de la absorción de agua en la atmósfera del planeta. “Es alentador que las predicciones teóricas de agua en planetas fuera del sistema solar parecen acordar razonablemente bien con las observaciones”, dijo Barman en un comunicado divulgado en el sitio internet del observatorio.

 

“Sabemos ahora que hay vapor de agua en la atmósfera de un exoplaneta, lo que nos permite pensar que otros exoplanetas contienen igualmente vapor de agua en su atmósfera”, añadió.

Su investigación fue apoyada por el programa Orígenes del sistema solar, de la agencia espacial estadounidense NASA y se espera que sea publicado en el periódico Astrophysical Journal.