Hallan seis dominicanos y tres colombianos con más de RD$79 millones

Procu 2

Durante una labor coordinada entre la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos, el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), y la Dirección de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto (J-2), del Ministerio de Defensa, las autoridades desmantelaron una estructura transnacional de lavado de activos proveniente del narcotráfico, cuyas operaciones eran dirigidas desde Colombia y llevadas a cabo en territorio de República Dominicana.

Las autoridades indicaron que al grupo se le atribuye la violación de la Ley No. 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas, la Ley No. 72-02 sobre Lavado de Activos y la Ley No. 36 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas.

Al dar los detalles de la operación, explicaron que los allanamientos y apresamientos se realizaron mediante orden judicial. Expresaron que fueron iniciados en horas de la noche del pasado viernes 24, en diferentes estaciones de peaje y sectores del Distrito Nacional, con un total de seis allanamientos en residencias y locales comerciales, a través de los cuales se decomisó 1 millón setecientos veinticinco mil ochocientos treinta dólares (US$1, 725,830), así como 1 millón novecientos veintiséis mil quinientos ochenta y seis pesos (RD$1, 926,586), en efectivo.

Asimismo, indicaron que durante el desarrollo de los mismos fue incautado un paquete de cocaína con un peso de 1.3 kilogramos, cinco pistolas de diferentes marcas y modelos, una escopeta automática calibre 12mm con mira telescópica, una flotilla de siete vehículos de diferentes marcas y modelos, así como, ropa militar, chalecos antibalas, una balanza para pesar sustancias controladas y más de 25 equipos de telefonía que serán analizados por el INACIF.

Informan además que entre los hallazgos figura, una máquina contadora de dinero y varios bultos especiales para la carga y transporte del mismo.

Conforme a las investigaciones, la red estaba encabezada por un nacional colombiano que ordenaba el envío de dinero desde Haití hacia la República Dominicana por diferentes puntos de la frontera entre ambas naciones, utilizando vehículos con compartimientos secretos de los denominados caletas hidráulicas, evidenciándose su modus operandi con la detención de la Jeepeta Land Cruiser, ocupada en  la presente operación, en la cual se detectó un gran compartimento secreto debajo de los asientos traseros.

Según se ha establecido, una vez que el dinero era ingresado a territorio dominicano, era acopiado y resguardado en diferentes centros de operación de la red, instalados en apartamentos de lujo, ubicados en zonas céntricas del Distrito Nacional, donde era empacado y preparado para ser enviado vía aérea con “mulas” hacia Colombia. De acuerdo al expediente, parte del dinero también era utilizado para cubrir gastos operacionales de la red en República Dominicana y Haití.

Por el caso será solicitada prisión preventiva al Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional en contra de los dominicanos Junior Gabriel Brea Divamna (Corre Camino), Jesús María Pérez (Jean Claude), Juan Bernardo Cabrera Marte, Bienvenido Peralta Melo, Julián Pérez Castillo y Vilma Yudhit Aponte Santo, así como de los colombianos Reinaldo García Avedaño (Fernando), Omar Hernando Ortega Cruz y Marco Andrés Rubio Londoño.

La información se dio a conocer durante una rueda de prensa encabezada por el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito; el titular de la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos, Germán Daniel Miranda Villalona; el director del Departamento de Inteligencia del Ministerio de Defensa, coronel Rafael Antonio Núñez Veloz, y el  teniente coronel Ramírez,  de dicho ministerio, quienes informaron que por el caso además es perseguido otro hombre solo identificado como “Alejandro”.

El Procurador General dijo que se trata de mulas organizadas por carteles colombianos para transportar el dinero producto de la venta de drogas hacia ese país.  Explicó que ese capital, además de Colombia, podría llegar a otras naciones como Bolivia y Perú.

 

Destacó el trabajo conjunto de los organismos de seguridad e inteligencia del Estado dominicano para el desmantelamiento de la red. “Sentimos orgullo por la profesionalidad y el sentido de responsabilidad con que trabajaron para hacer efectiva la operación”, enfatizó.

Agregó que  el apresamiento de la estructura transnacional  demuestra el compromiso del Estado dominicano de golpear las grandes redes del narcotráfico, al tiempo que declaró que en este año y en el 2014 se han enfrentado con jefes de carteles que están en prisión.

“Vamos a seguir desmantelando todas las estructuras del narcotráfico y lavado de activos; tenemos prófugos y lo vamos a buscar para que la República Dominicana no sea un país de tolerancia a la impunidad”, puntualizó el Jefe del Ministerio Público.

En tanto que Miranda Villalona explicó que los vehículos con compartimientos secretos eran preparados en talleres dominicanos por ingenieros colombianos.

De su lado, el coronel Núñez Veloz dijo que de acuerdo a las informaciones que obtuvieron, a la red se le dio seguimiento desde la frontera de República Dominicana con Haití, llegando hasta las residencias y procediendo a los allanamientos fueron requisadas en coordinación con la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos.

Explicó que, con detenimiento, fueron examinados los vehículos descubriendo los compartimientos.

Con esta acción las autoridades dominicanas dan un fuerte golpe al crimen organizado transnacional, como muestra del compromiso de generar un clima de seguridad ciudadana en el país y de no escatimar cuantos medios se encuentren a su alcance para contribuir con las Agencias de Inteligencia y otros Organismos de Seguridad, en la construcción de una sociedad más segura. Los miembros de la red desmantelada, serán sometidos en las próximas horas a la acción de la justicia, a los fines de que respondan por la comisión de los citados delitos en territorio dominicano.

En la rueda de prensa, que se desarrolló en la sede de la Procuraduría General de la República, las autoridades dijeron contar con diferentes elementos probatorios suficientes para demostrar la vinculación de los encartados con los hechos que se les imputan.