Han recuperado diez cadáveres

POR ANSELMO SILVERIO
LUPERON.-
El número de cadáveres recuperados de la embarcación con viajeros indocumentados hacia Miami que zozobró frente a esta costa, se elevó ayer a diez, mientras la Marina de Guerra rindió un informe en el que explica los orígenes del velero empleado y la forma en que un señor de 78 años y su hijo organizaron el viaje.

Las autoridades explicaron, además, que aún quedan dos o tres cadáveres debajo de las rocas en el lecho marino, los cuales no han sido recuperados por el mal tiempo.

Los rescatistas de los organismos públicos radicados en la costa de Las Maras de este poblado tramitaron una solicitud en la que recomiendan la suspensión de los operativos de rescate de los náufragos.

Con la recuperación ayer del cadáver de Domingo Antonio Fernández, suman 10 los cuerpos sin vida sacados de las aguas del mar desde el pasado martes, cuando zozobró la embarcación en que un grupo de más de 30 se transportaba hasta un barco surto mar afuera, frente a la comunidad de Las Maras.

El cuerpo de Fernández, de 32 años, quien residía en el barrio Puerto Rico de Los Mina, en Santo Domingo, estaba incrustado entre las rocas.

Los soldados consideran que el mal tiempo, las condiciones de la zona y la suposición de que algunos de los desaparecidos hayan sido devorados por tiburones y otras especies marinas, desaniman las labores de rescates de otros cuerpos.

La recomendación fue formulada al gobernador de la provincia de Puerto Plata, Francis Vargas, de quien esperan la orden para suspender definitivamente las labores de rescate.

Entre Los organismos que trabajan en las labores de rescate se encuentran la Fuerza Aérea Dominicana, Cruz Roja Dominicana, Cuerpo de Bomberos y la Defensa Civil.

Mientras tanto, en la orilla de la costa, parientes de otras víctimas esperaron durante todo el día la recuperación de otros cadáveres para sepultar a sus muertos.

En tanto, los buzos privados seguían desde muy temprano debajo de las aguas en busca de recuperar otros cadáveres, pero las condiciones climáticas también impidieron sus labores.

Las autoridades presumen que los demás cuerpos han sido devorados por los tiburones, ya que en muchos casos aparecen extremidades flotando en las aguas.

Un brazo de una hombre no identificado fue encontrado por uno de los buzos, pero las personas que esperan en la costa no pudieron identificar a quién pertenecía. Se supone que fue devorado.

COMPRA EMBARCACION

La Marina de Guerra declaró que la embarcación que zozobró, de nombre “Sophia”, matrícula USA, de 34 pies de eslora, llegó al puerto de Luperón en enero del año 2003. Su capitán y propietario era Robert Evans, de nacionalidad estadounidense, quien lo vendió a Timothy Schaurtz porque quería irse del país.

Hace dos semanas, Schaurtz vendió el velero a Efri Balbuena, quien lo utilizó para la infructuosa travesía.

ORGANIZADORES

Efri Balbuena, y su padre Julio Balbuena Pérez, de 78 años, prepararon un viaje y conquistaron a viajeros en Mao, Monción y Puerto Plata. Una noche antes del “viaje” se hospedaron en hoteles de Luperón y afrontaron dificultades para la salida por problemas mecánicos de la nave. Identificaron al “capitán” del viaje sólo como “Ivonne”, un dominico-haitiano que había sido sometido a la justicia en varias ocasiones, por hechos similares. El grupo estaba formado por 27 personas, según declaró a la Marina, Belkis Lugo, primera sobreviviente rescatada; conjuntamente con Aneuris Espinal Peralta, Misael Tejada Espinal, Carlos Manuel Tejada, Francisco Javier Rodríguez, Apolinar Núñez y otro sólo identificado como “El Chino”.

Además, otras siete personas huyeron por temor a ser arrestados.

El señor Schaurtz fue conducido, para investigación, a la División de Inteligencia Naval de la Marina, M2.

PERSECUCIÓN

La Marina persigue a los supuestos organizadores-buscones Odalís Cueto García, Luis David Francisco (El 14), Luis Alberto Cabrera (El Moreno), Ronny Cueto y otro sólo identificado como José, para apresarlos y someterlos a la justicia.

FALLECIDOS

Identificaron a las personas fallecidas en el naufragio como Bienvenido Francisco González, de 45 años; Orlando Antonio Rodríguez, de 24; Johnny R. Cosme, de 26; Leonida Rodríguez Medrano, 40; Jeudy Holguín Cabrera, 27; Catherine Noesí Rodríguez, 17; un cuerpo sin identificar y Julio Balbuena Pérez, de 78, padre del organizador del viaje y comprador del velero.