Hasta la lluvia bailó bachata con Romeo Santos

Anthony Romeo Santos

Toledo. Ni el frío, ni el viento, ni la lluvia que inundó el albero de la plaza de toros de Toledo (España) pudieron esta noche con el “rey de la bachata”, Romeo Santos, que en el inicio de su gira europea contagió de calor y pasión a un público igual de rendido al son de su música que calado hasta los huesos.

Romeo se hizo esperar más de media hora pero, en cuanto su alta figura apareció con sus inconfundibles gafas de sol negras, los decibelios subieron y los pies de las 8.500 personas que abarrotaban el espectáculo ya no pararon de bailar durante las dos horas y media que duró.

“Inocente” fue la primera de las bachatas con las que el cantante -de padre dominicano y madre puertorriqueña- se metió al público en el bolsillo, enlazó con “Amigo” y animó al público al grito de “que la lluvia no pare esta fiesta”.

Y seguía diluviando, y los ponchos, chubasqueros y paraguas ya no soportaban más agua, pero la romántica voz del músico, considerado el artista más importante de 2014 por la revista “Billboard”, seguía desgranando su disco “Formula Vol.2″. No olvidó éxitos del Vol.1 como “Loco”, “Promise”, “Soberbio”, “Llévame contigo” y “La diabla”, que hicieron las delicias de los asistentes de las más variadas nacionalidades que llenaban el coso toledano.

“La lluvia es una bendición de Dios” y hoy es “una noche de bachata, pasión y delirio”, decía Romeo a sus seguidores dominicanos, ecuatorianos, colombianos… y españoles de toda la geografía.