Haydée Kuret de Rainieri

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/989108E5-73E8-47C4-8631-76C8AF958543.jpeg

Energía, dinamismo y pasión por el turismo son las primeras impresiones que se tienen al conocer a la señora Haydée Kuret de Rainieri.

Y es que aunque estudió física y fue reina de belleza,  una de las grandes pasiones en la vida de esta mujer  es el turismo.

Precisamente turismo fue el  tema principal de una conversación que ¡Vivir! tuvo con la presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes, (Asonahores),  y de la que le hacemos partícipes a continuación.

¿Cómo usted incursiona en el turismo?  Yo me gradué de física pero comencé a trabajar en el área de Relaciones Públicas.  En una ocasión mi esposo Frank necesitaba una gerente de proyectos y no tenía cómo pagarla, entonces yo me convertí en gerente de proyectos. Después fui ascendiendo por diferentes áreas.   Pero todas vinculadas al turismo.

¿Cuál es el panorama actual del turismo en el país?  Es un panorama  muy positivo. Todavía tenemos muchas cosas por hacer.  Pero estamos   en plena evolución. Cada día vamos buscando nuevos nichos, nuevos mercados.

¿Cuáles son esos nuevos mercados?  Una oferta complementaria, lo que significa que además de la oferta hotelera, estamos trabajando qué cosas del entorno ofrecerle al turista:  restaurantes, parques,  galerías de arte  o un teatro.

¿Y los nuevos nichos?  Un nuevo turismo de lujo y el turismo inmobiliario.

¿Siente que desde el gobierno hay una política de  apoyo al sector turismo?  Mira hemos ido mejorando y actualmente contamos con un secretario de Turismo consciente y que está  apoyando al sector. Pero todavía hay muchos estamentos del Estado que no entienden el turismo como es.

¿Y cómo debería entenderse el turismo en República Dominicana?  Para responderte te voy a poner el caso de México. Ese es un país tan especial que cada día cuando tú abres el diario de Cancún lo primero que te dice es cómo anda la ocupación turística. Además tú llegas al aeropuerto de México  y los taxistas de Cancún están identificados con uniformes y sus  vehículos son de un mismo color,  y cuando te montas en el taxi  el chofer está en la capacidad de indicarte las principales atracciones turísticas y darte información de ellas.

¿Y cuál es el comportamiento del gobierno mexicano?  El  Estado  mexicano sabe que vive del turismo, que  éste es parte de su espina dorsal económica. Las principales partidas están destinadas  al turismo: para promoción, para carreteras y para zonas que necesitan fortalecimiento.

8. Entonces,  a su entender ¿qué cosas  debe aprender el Estado dominicano del  mexicano?  Que muchas veces dejas de percibir en cantidad individual para percibir más en cuestión de volumen y  que nosotros no competimos con el hotel de al lado, sino con el internacional. Además, que se debe priorizar en la reparación de carreteras de las zonas turísticas que realmente producen.

Una amenaza

La gripe AH1N1

Una de las principales debilidades que enfrenta el turismo a nivel mundial es la aparición de la influenza A y   la República Dominicana no está exenta. Sin embargo, la señora Haydée de Rainieri se muestra confiada en que ante la confirmación del virus en el país las autoridades de Salud sabrán dar el manejo adecuado. “Seguiremos el protocolo”, dice.

Un matrimonio muy especial

Apoyo mutuo es una de las claves principales en el matrimonio de Frank Rainieri y Haydée Kuret de Rainieri.

Precisamente este elemento, ligado a la pasión que comparten por el turismo, explica el singular hecho de que ambos han sido presidentes de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes.

“Nosotros tenemos 36 años de casados y Haydée siempre me ha respaldado”, nos cuenta el señor Rainieri.

Por eso cuando ella  le comentó la decisión de aspirar a la presidencia de Asonahores, apoyo incondicional fue la respuesta que obtuvo de Frank.

¿Y cómo conviven el ex presidente de esta entidad y la actual presidente?  La clave, nos indica el señor Rainieri, está en la separación de roles.

“Yo soy una persona que separo mi vida matrimonial de los negocios, por eso una de las normas en nuestra  casa es no hablar de negocios, pues para eso ya  hay mucho tiempo en la oficina”, agrega el empresario turístico.

 Sin embargo, el matrimonio de los Rainieri, también tiene sus momentos difíciles.

“Hay ocasiones en que lo quiero matar”, nos dice la señora Haydée en son de broma.

“Pero nunca han sido grandes crisis”, aclara el esposo.  Y es que en este matrimonio el amor y la compresión se imponen.