Hazmereír de un alcalde

El alcalde del Distrito Nacional, Esmérito Salcedo Gavilán, mejor conocido como Roberto Salcedo, ha conseguido por su desempeño chapucero de burgomaestre de la ciudad de los colones clonarse como el cómico que originalmente es.
Algunas muestras recientes avalan la chapucería e ineficiencia del alcalde del Distrito Nacional que comprende la Ciudad Colonial, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, a pesar de la mugre que es la recurrencia de su entorno con decenas de colmadones que no resisten un arqueo del Ministerio de Salud.
El 20-12-15 El Nacional insertó en su portada una ricura de cocinas al aire libre en las intersecciones de la avenida Duarte con Manuela Díez, una muestra de centenares que pululan por el entorno de la incumbencia de Roberto Salcedo, indiferente ante este foco de infección a la salud, como lo propio a Salud Pública.
El Nacional del día diez de este mes inserta un reportaje gráfico que denuncia la arrabalización del sector INVIVIENDA con las aceras invadidas de tenduchas, mugre y escenario deprimente.
El Caribe del día cinco de este mes edifica en relación al descuido, suciedad y guarida de delincuentes en las cavernas del parque Mirador Sur, y el día nueve muestra los trabajos de ornato que realiza el MOP en la avenida Quinto Centenario y lo propio en la avenida Núñez de Cáceres y bachea las calles con cráteres que Roberto Salcedo no ejecuta, como tampoco corregir centenares de registros bajo nivel del asfaltado, como el tramo de la avenida José Contreras entre Churchill y Lincoln.
El día ocho Roberto Salcedo explicó a El Caribe su dificultad para recoger la basura de noche porque Duquesa cierra a las diez pm, y en l2 años no ha podido crear un relleno sanitario propio. Cómico.