Hebrard rechaza quitar los incentivos turismo, pide más racionalidad

Hebrard rechaza quitar  los incentivos  turismo, pide más racionalidad

El economista Henri Hebrard. Fuente Externa

Caso. Fallido intento de construir un nuevo aeropuerto

Aunque es un absurdo la aprobación en primera lectura en el Senado de la eliminación de todos los incentivos fiscales, en el caso del turismo el Consejo de Fomento Turístico (Confotur) debe hacer un manejo “más racional de la política de incentivos”, opinó el analista de temas económicos Henri Hebrard.


El caso del “fallido intento” de construir un nuevo aeropuerto internacional en el destino turístico Punta Cana, señaló, ya desautorizado por el Tribunal Superior Administrativo (TSA), y los debates sobre ese proyecto de partidarios y adversarios “muestran que será necesario en el futuro un manejo mucho más racional de la política de incentivos al sector turismo”.


Llama la atención, argumentó para apuntalar su opinión, que el Confotur, a pesar de la recomendación desfavorable del Ministerio de Hacienda en julio 2020, decidiera “otorgar al proyecto del aeropuerto internacional en Bávaro incentivos fiscales por un período de 15 años que representarían un enorme sacrificio fiscal del Estado en torno a los RD$4,500 millones”.


Hebrard señala, al analizar el gasto fiscal en este proyecto, que Hacienda concluyó que sin los incentivos tributarios, el proyecto no sería financieramente rentable, debido a que no se recupera la inversión inicial; y además que el alto sacrificio fiscal, no sería compensado porque “los beneficios indirectos del proyecto a la sociedad ascenderían a RD$222.1 millones, que sólo cubren el 5.0% de los incentivos”.


Asegura que los incentivos aprobados tampoco se justifican con el alegato de que es necesario eliminar el supuesto monopolio que tiene el aeropuerto que ya existe, porque la información del Banco Central demuestra que este es argumento es insostenibles.


Explica el analista, que las estadísticas oficiales muestran que los tres aeropuertos que existen en litoral este absorben el 80% de los pasajeros que llegan al país y son operados por grupos económicos que compiten entre sí: Vinci Airport, el de Las Américas; Central Romana, el de La Romana y Grupo Puntacana el de Punta Cana.


Considera que es importante observar es que en la región Este, en los años 2018-2021 el aeropuerto de Punta Cana ha perdido participación frente a Las Américas y La Romana al bajar de un 67.4% (2018) a un 62.4% (2019), y después de covid-19 ha caído a un 49.0% (2021), lo que evidencia que no existe un monopolio en la región; “por lo que tampoco se puede argumentar esto”, para aprobar los incentivos.


DEcisión atinada
Por situaciones como esta, dice Hebrard, “es atinado solo otorgar incentivos fiscales, si están contemplados en la ley, y son bien diseñado por estar muy bien focalizado; condicionados (monto de inversiones, creación de empleos, generación de divisas); limitados en el tiempo; y lo más importante, muy bien administrados”.


Cuando no cumplen estas cuatro características, señala, “y especialmente cuando la gestión de los incentivos es tan deficiente como en el caso del fallido aeropuerto, se corre el riesgo de provocar usos irracionales de facilidades fiscales (más tomando en cuenta las actuales limitaciones financieras del Estado), o lo que es peor, que se decida resolver estas problemáticas eliminando los incentivos al sector turismo, como quiere el Senado, y esto sería absurdo”.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas