Héctor Aníbal, de no haber sido influenciado por su madre, igual sería artista

30_03_2015 HOY_LUNES_300315_ ¡Alegría!1 D

A pesar de haber nacido y ser criado en un hogar donde los cantantes, actores y músicos formaban parte de su familia, Héctor Aníbal considera que de no recibir la influencia directa de estos artistas, pero sobre todo de su madre, la cantante Adalgisa Pantaleón, de igual forma hubiera sido el artista que es hoy en día.

“El artista nace, eso no es algo que tú un día dices ‘yo quiero ser…’ porque tú tienes que tener un talento y ese talento de lo da Dios”, expresó el cantante y actor de 40 años.

Y esta opinión la ha ratificado luego de que nacieran sus dos hijos.

“Tengo dos hijos, uno de 11 y una de seis. El varón canta lindísimo, le gusta la música, pero la chiquita se la pasa dibujando, todo lo que hace es en base a su arte. Tengo todas las paredes de mi casa rayadas y ella no ha visto a nadie dibujando. También le gusta cantar, le gusta vestirse de princesa, le gusta actuar, hasta hace unos dramas. Y es que esa niña nació así, eso no fue que yo le dije ‘tú tienes ahora que pintar’”, explica el actor.

Al igual que sus hijos, Héctor Aníbal nació con su propio talento, algo que empezó a desarrollar desde muy pequeño.

El vocalista del desaperecido grupo Transfusión, cuenta que a los siete años ya hacia ‘jingles’ de radio y “ahí fue que tuve más o menos un contacto directo con un estudio de grabación y conocer personas”.

Figuras como Alfonso Rodríguez, quien le dio su primera oportunidad en la actuación en la serie “Una reina en las Américas” en 1997, la fallecida artista Nuryn Sanlley, los directores de teatro María Castillo y Enrique Chao y recientemente Waddys Jáquez son parte de los responsables del crecimiento en la actuación del intérprete.

El cine. Cuatro películas “Misión 809”, “Oro y polvo”, “Locas y atrapadas” y “Código paz” conforman hasta ahora su paso por el cine dominicano, número que cambiará en el 2016, año en el que estrenará dos filmes: “Flor de azúcar”, del director Fernando Báez, donde tendrá su primer protagónico, y “Rainbow”, la primera película de productora Cacique Films.

La música. Aunque después de la desintegración del grupo Transfusión, el cantautor se ha mantenido en la música un tanto bajo perfil, sus ganas de cantar y escribir no han mermado. Sus planes para este año son trabajar en un disco que lo hará reencontrarse con sus orígenes, con aquel joven lleno de sueños que cantaba reggae, pero esta vez fusionado con pop. Héctor Aníbal está en el proceso de elección de temas.