Héctor García-Godoy

1 de 3
A Héctor García-Godoy le tocó gobernar al país en uno de los periodos más difíciles de nuestra historia reciente. Ocupó la presidencia de la República en el periodo de tiempo comprendido entre el 3 de septiembre (al término de una cruenta guerra civil entre dominicanos) hasta el primero de julio de 1966, en una nación invadida por tropas militares norteamericanas y de otros países. Falleció el 20 de abril de 1970 víctima de un fulminante ataque cardíaco, en momentos en que surgía como candidato a la Presidencia de la República por el recién fundado Partido Movimiento de Conciliación Nacional. Pero, ¿quién era el doctor Héctor García Godoy? De él sabemos que procedía de una distinguida y culta familia cibaeña; que era abogado de profesión; y que se había investido de doctor en Derecho en la antigua Universidad de Santo Domingo. Por su capacidad, delicadeza y conocimientos diplomáticos, entre 1959 y 1963, el doctor Héctor García Godoy sirvió concomitantemente como embajador en Gran Bretaña, Holanda, Turquía y Líbano. Al retornar al país en 1963, sirvió brevemente como vicepresidente de la Compañía Anónima Tabacalera, de propiedad estatal. Fue, en ese mismo año, ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno Constitucional del presidente Juan Bosch, hasta el derrocamiento del mismo en la madrugada del 25 de septiembre de 1963. Héctor García Godoy era un hombre de conducta vertical. Por ese motivo, y según lo admite el exembajador norteamericano en el país, John Bartlow Matin, en su obra “Over Taken by Events”, Héctor García-Godoy Cáceres rechazó de los militares que derrocaron a Bosch la oferta para que permaneciera en su puesto de canciller de la República.
Ante la superioridad militar de los interventores yanquis, la Comisión Negociadora del Gobierno Constitucionalista presidida por el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, convino con la Comisión de la OEA la formación de un Gobierno Provisional presidido por una persona neutral que se regiría por un Acta Institucional redactado en el curso de las negociaciones. Y que las próximas elecciones para elegir el Gobierno definitivo tendrían lugar entre seis y nueve meses después de la instalación del Gobierno provisional.
¿Cómo llegó Héctor García-Godoy a ocupar la presidencia provisional de la República para ponerles fin a las hostilidades iniciadas el 24 de abril de 1965 con la deposición del llamado Triunvirato? Para lograrlo, hubo de enfrentar algunos que otros inconvenientes, entre ellos, el hecho cierto de que pocos de los dirigentes políticos constitucionalistas lo conocían aunque la mayoría de ellos estaba al tanto de su pasado y de sus lazos familiares. Lo consideraban como un dominicano de primera, embajador bajo Trujillo y canciller cuando Bosch. Los principales dirigentes de los partidos de izquierda calificaban al doctor García-Godoy como un hombre de casta, de los que siempre están arriba. Somos de opinión que lo expresado en una ocasión por el Ellsworth Bunker, presidente de la Comisión Negociadora de los Estados Unidos, fue lo decisivo en la escogencia del doctor Héctor García-Godoy como presidente provisional de la República: “el señor Godoy es una persona de experiencia que no está comprometida con ninguno de los dos bandos en pugna….y satisface plenamente de que el nuevo jefe de gobierno debe ser conocido en el país y sobre todo en el ámbito internacional”.
En la tarde del 3 de septiembre de 1965, en uno de los salones del Palacio Nacional, el doctor Héctor García Godoy prestó juramento como Presidente de la República con carácter provisional y se puso en vigencia el llamado Acto Institucional.
Durante su efímero mandato, el presidente Héctor García Godoy tuvo que enfrentar una difícil situación política aunque en el aspecto económico recibió constantes inyecciones de recursos económicos de parte de la Organización de Estados Americanos (OEA). En varias ocasiones tuvo que enfrentar la resistencia de altos oficiales de las Fuerzas Armadas que pretendían desconocer su autoridad.