Hermann afirma Caamaño fue monumento de lucha

hermann

El exguerrillero Ham- let Hermann Pérez tacha de “rajados” y renegados a Julio Enrique Montaldón, Gustavo Alonzo, Julio Delgadillo, Johnny Weber y José Ignacio Marte Polanco, miembros de los Comandos de la Resistencia que viajaron a Cuba a entrenarse con el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó (Román) para luchar contra el Gobierno de Joaquín Balaguer y que, a 40 años de esos acontecimientos, rebajan la figura del “héroe dominicano” con declaraciones que lo colocan como vulgar, amenazante del grupo, tomador de alcohol, mujeriego, entre otras imputaciones.

El ingeniero Hermann, uno de los ocho hombres que acompañaron a Caamaño en el desembarco de Playa Caracoles en febrero de 1973, defiende al militar, héroe de la Revolución de Abril y expresidente de la República, de quien afirma que fue un hombre “que valerosa y patrióticamente enfrentó a las tropas estadounidenses”.

Expresó que de las palabras de los declarantes puede deducirse su condición de “elementos frustrados, orientados por la brisa que soplan quienes tratan de negar los hechos históricos tal como ocurrieron”. Los acusa de inventar una nueva historia que limpie el “churre de su vergonzosa pasividad” y sus ausencias de la lucha patriótica y democrática. Afirma que “este grupo de rajados” debía agradecer el haber estado en algún momento de sus vidas cerca del coronel Caamaño.

Compromiso de Caamaño. Hermann Pérez dijo que Caamaño, en vez de venderse al mejor postor, como hicieron algunos militares y civiles constitucionalistas, avanzó políticamente para cumplir con el juramento hecho al pueblo el 3 de septiembre de 1965, en la Plaza de la Constitución.

“En su memorable discurso expresó: ‘Es nuestra obligación, como defensores de la democracia, abonar la siembra generosa que comenzó en esta fecha inmortal (24 de abril de 1965)’”, expuso Hermann. Indicó que Camaaño agregó: “pero abonarla con entusiasmo creciente, con todo el espíritu, sin vacilaciones, sin descanso. El mejor modo de hacerlo está en la unidad de todos nosotros, en la vigilancia de todos nosotros, dispuestos mañana, como lo hemos estado hoy, a correr todos los riesgos en defensa de la democracia dominicana y del honor nacional”.