¡Hermoso retorno!

http://hoy.com.do/image/article/192/460x390/0/7FBA65C2-CC3E-4779-82C8-52652694D527.jpeg

POR ROSARIO TIFÁ
El romanticismo que sirvió de plataforma para que la mujer transformara su forma de vestir y exaltar su belleza en los años 50, ha retornado con la aparición de nuevas tendencias en la moda. Estos cambios se robustecen en distintas áreas de la moda, especialmente en el vestuario, y la falda como parte importante de las indumentarias que nunca será dejada a un lado.

La falda es una prenda que desde su creación, hace 600.000 años, nunca ha abandonado a la mujer, pero a través de los años ha sufrido muchas transformaciones. En 1915 comenzó a acortarse, dejando ver los tobillos, bajo protestas de los más radicales de la época.

Sin embargo, la auténtica revolución se produjo en 1965, cuando fue lanzada la minifalda, de la mano de la norteamericana Mary Quant.

UNA FALDA PARA CADA GUSTO

Para felicidad y comodidad de millones de féminas, las faldas, con sus altas y bajas, continúa siendo determinante para los diseñadores a la hora de establecer una determinada tendencia.

Este año continúa llevándose de todo. La moda de los años 40, 50, 80… se ha establecido en el mercado con el toque que le confiere las corrientes modernas.

En esta temporada primavera-verano, las faldas se llevan en todos los largos desde encima de la rodilla, una pulgada por debajo, media pierna hasta cubrir el tobillo.

El estilo también está muy definido, y se puede percibir una tendencia a lo romántico, observándose en los catálogos, maniquíes y estantes de las principales tiendas de la ciudad. Aquellas estilo “mil varas” o de vuelos, trabajadas con encajes, tiras bordadas, en pliegues, plisadas y en ruches.

Las telas y texturas son también muy variadas, estando súper de moda el crochet, algodón, aliento de niño en liso y encantadores estampados en flores y rostros humanos.

Las minis y microfaldas se mantienen en el escenario para las más sexy y atrevidas.

Las faldas acompañadas con sencillos y cómodos T-shirts y blusas de diferentes tonos y combinaciones de colores, sobre todo aquellos que marcan la tendencia como son el blanco, turquesa, manzana, limón, amarillo sol, rosado, fucsia y naranja, esta última tonalidad con gran trascendencia.

Firmas de connotados diseñadores como Doce & Gabbana, Custo Barcelona, Jhon Galiano, Benetton, poseen en el mercado nacional diferentes estilos como los fijados por esta tendencia.