Hertell parte el próximo año

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/F136144D-3B41-4872-A0D4-8C4E4601952E.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
El embajador de Estados Unidos, Hans Hertell, se despidió ayer de los dominicanos, tras informar que está a la espera de que se nombre a la persona que lo sustituirá.

Al dictar una conferencia en el almuerzo mensual de la  Cámara Americana de Comercio, el diplomático dijo “aprovecho esta oportunidad para decirles que el próximo año partiré de la República Dominicana, en una fecha aún no determinada, para regresar al sector privado”.

Explicó que actualmente “la Casa Blanca trabaja en la selección mi sucesor. Cuando llegue el momento, me dará mucho placer reunirme con esa persona para ofrecerle uno que otros  consejos”.

Manifestó que le diría a su sucesor que “esta será una de las experiencias más intensas que jamás te puedas imaginar.  Confrontarás los mayores retos de tu vida”.

Al dictar la conferencia “Mirando hacia atrás y hacia el futuro”, Hertell,  resaltó el Estado de derecho que se vive en República Dominicana, tras afirmar que la democracia de este país puede ser modelo para la humanidad, ya que hay libertad de prensa y de asociación, entre otros.

Señaló que los dominicanos deben abocarse a enfrentar los problemas que afectan su desarrollo económico y social con decisión y refirió que en cinco años que tiene en el país se han hecho denuncias que luego se han repetido con el tiempo, pero que no se han solucionado.

“Después de cinco años, tal vez deberíamos concluir que se necesita  más que simplemente hablar de los problemas”, añadió.

No obstante, resaltó la colaboración con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en relación a la estabilización monetaria  y la reforma, que dijo son elementos indispensables para restablecer la confianza.

También, en la investigación de quiebra  bancaria y fraudes y el hecho de que la mayoría de  esos casos siguen en los tribunales.

Al echar una mirada al  futuro de República Dominicana,  Hertell proyectó que “en esta época del año, pero en el año 2011, ustedes verán cómo los principales partidos políticos se prepararán para las elecciones presidenciales del 2012. Es posible que el presidente de la República se haya enfrentado a sus rivales dentro de su propio partido; la oposición ya estará haciendo campaña. La democracia seguirá viva y será real.  Y cada candidato va a tratar de ganarse su voto convenciéndoles de que tiene una mejor solución para los problemas que afectan al país”.

Confió en que la economía dominicana seguirá creciendo y creando puestos de trabajo y que el gobierno tendrá un sistema estable, justo y transparente en el  cobro de impuestos.

 También, que  contará con un sistema más eficaz para sancionar la evasión fiscal y que los resultados provenientes del crecimiento y de una correcta administración tributaria aumentarán la inversión en servicios sociales, particularmente en la educación primaria y la salud pública.

Además, que en el 2011 la exportación dominicana ya no dependerá de un sistema de zonas francas, ya que las industrias dirigidas a la exportación habrán crecido considerablemente, beneficiándose de insumos libres de impuestos provenientes de los Estados Unidos y Centroamérica.

Pronosticó que    gracias al RD-CAFTA, las exportaciones industriales se habrán transformado, se habrán reducido  las tareas simples como  el ensamblaje de artículos de vestir y la orientación será hacia la manufactura de productos especializados que usen tecnología de punta.

También, proyecto que los dominicanos tendrán acceso a los productos fabricados en los Estados Unidos, con  precios aproximadamente un 20% inferior a los que pagan hoy.

“Esto significa rebajas, no sólo en  equipos industriales, sino también en automóviles y productos sencillos de uso diario, tales como computadoras, productos ferreteros y repuestos para automóviles”, añadió.

Agregó que para el 2011 los Estados Unidos habrán empezado a exportar productos agrícolas sensibles, como son los cuartos de pollo, el cerdo y el arroz.

 Sin embargo, cree que  debido al plazo de 15 a 20 años de ajuste, las referidas industrias agropecuarias seguirán supliendo  la mayor parte del mercado nacional.