Hidrógeno Vs. Petróleo

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/DF43563B-A9F7-4BFD-81E0-FD01AC50A8B1.jpeg

POR VICTOR LORA B.
(y 2)

El seguro cambio climático es probablemente la mayor amenaza al ambiente a escala planetaria. Se considera a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) como los principales causantes del calentamiento de la atmósfera. Suprimidas mayoritariamente las emisiones productoras de las lluvias ácidas y de la disminución de la capa de ozono, sólo resta adoptar medidas de redución de las emisiones de CO2.

Gracias a los acuerdos de Kioto se han dado los primeros pasos en este sentido.

Si la reducción debe ser mayor es preciso que los combustibles a utilizar no contengan carbono que se empleen energías que no requieran combustión o que el carbono emitido sea comprensado con la fijación de CO2.

La utilización del hidrógeno como otro vector del transporte de la energía, compatible con la electricidad, está ya comenzando a ser una realidad para reducir la contaminación ambiental particularmente en zonas urbanas. Su almacenamiento como gas o como líquido y su combustión, que sólo produce agua, son dos ventajas inherente que hacen atractivo su empleo. El rápido desarrollo de las celdas de combustible, cuyo elevado rendimiento promete una utilización tanto para vehículos como para la generación de electricidad es otro aliciente para pensar en una utilización masiva del hidrógeno.

El producto primario de la combustión del hidrógeno es el vapor de agua y evita por completo la emisión de dióxido de carbono, que es el famoso gas de efecto invernadero que provoca parte del calentamiento global. Por todo esto, el hidrógeno es un combustible extremadamente limpio y luce ser una solución frente a la crisis energética, la contaminación y el cambio de clima que hoy afronta el mundo.

Existen ya experiencias impactantes en el uso del hidrógeno como combustible limpio, lo cual puede verse en el aeropuerto de Munich y hay estaciones para servicio de vehículos tanto en Munich como en Hamburgo (Alemania).

En California, casi 500,000 vehículos usan ya el hidrógeno y el plan es incorporar al menos un 2% de los vehículos anualmente, lo cual aunque luce muy tímido, da la premisa para que otros se asocien a la salvación de las próximas generaciones.

Esta situación nos lleva a la filosofía industrial que deben usar los países productores de petróleo y adherentes, en el sentido que si se trabajó dentro de cualquier credo religioso en la salvación de nuestro mundo, con los jardines de belleza indescriptibles de Mahoma y con el sueño americano, luce urgente patrocinar desde ya a aquellas organizaciones existentes y a las que puedan surgir, enfocando su objetivo hacia la mejor forma de usar el H2 como combustible, bajo la premisa de que, será necesario acordar un protocolo internacional para los actuales productores de petróleo, donde a través de una patente universal, se garantice a cada país productor su cuota población parte del mercado del hidrógeno, tomando como base sus ingresos actuales por el renglón de crudos.

Esta modalidad operativa requiere de un supraorganismo mundial que armonice los intereses económicos de los países incumbentes y que tal como lo subrayó Hugo Chávez en la Conferencia Ministerial de septiembre del 2000, cada quien se sienta satisfecho con los procesos financieros del caso, extendiendo esta protección a aquellos países donde la pobreza, por causas diversas, ha fijado su sede de hambre y de dolor.

Como existe un principio moral común en todas las confesiones religiosa (no hagas a otro lo que tu no quieres que te hagan a ti), es conveniente tratar de olvidar el egoísmo que nos afecta a todos y colaborar ya para que se encuentre un módulo ideal de combustión del hidrógeno adaptable a través de tecnologías diversas a cada tipo de maquinaria actualmente en uso y que permita una transición organizada para sustituir paulatinamente los combustibles fósiles e institucionalizar el uso del hidrógeno.

Una alternativa comentada por la honda corta, sería que los productores en forma no inteligente, continúen la subida de la franja de precio, señalada por Ali-Naimi, dejándola incrementar continuamente, para provocar una megaliquidez que permita a la OPEP, en un status de poder financiero manejar unilateralmente el derrotero de la transición en décadas y luego esperar a ver que sucede. Sin embargo, esta actitud dista mucho de un argumento realístico del caso, al cual podría responder el comprador, objetando el valor real de los petrodollars concernidos (depreciando los petrodollars).

El tema anterior, sabemos a través de la honda corta, es un menú de mucha actualidad, en los círculos tecnológicos, económicos y científicos, y debemos agradecer, sin que ello sea limitante, el aporte radial inherente de las siguientes emisoras internacionales presentadas en orden afalbético a continuación: BBC de Londres, DW – Colonia Alemania, Exterior de España – Madrid, Nederland – Hilversun – Holanda, RFI – París, La Voz de Rusia Internacional – Moscú, Suecia Internacional – Estocolmo, VOA-La Voz de América – Washington.

INFORMACION COMPLEMENTARIA

A través de INTERNET, encontramos los siguiente:

La OPEP ha sido muchas veces considerada por el Occidente como un cartel codicioso y poco fiable, que manipula cínicamente el precio del petróleo.

Sin embargo, mucho de los “países ricos en petróleo” no son muy ricos en otros sentidos. El crudo es su único producto de exportación y por ende son tremendamente vulnerables.

Cuando los precios cayeron en 1998, con el barril a US$10, la economía de esos países se vió muy afectada.

Tony Scanlan, del Instituto Británico de Economía Energética, señala que “en EE.UU. A la OPEP la ven como un cartel y por ello es algo que tiene que quebrar -lo cual no es muy positivo. Lo que los países que pretenden a la OPEP tienen en común es su absoluta dependencia en un producto: el petróleo”.

Es por ello, dice Scanlan, que no pueden darse el lujo de considerar esa materia prima como “simplemente otro producto”.

“Cuando el precio baja, el dolor es real. Esos países tienen que alimentar y cuidar el bienestar social de su población como cualquier país de Occidente”, subraya.

EN BUSCA DE LA ESTABILIDAD PERDIDA

Parte de la desconfianza que el mundo industrializado le tiene a la OPEP data de 1973 cuando la escasez de petróleo implicó una crisis en la economía global.

La organización también fue “puesta en la mira” cuando los precios se empinaron en la segunda mitad de el 2000, y provocaron manifestaciones en muchas partes de Europa.

En el 2004, la OPEP está bajo un intenso escrutinio pues el temor de que la difícil situación en Irak, la conflictiva coyuntura en el Medio Oriente y las acciones de la red al-Qaeda pueden afectar las oferta del Medio Oriente ha significado alzas récord en el mercado de valores”.

De otra parte, cuando se habla de Frankenstein, a través de la Honda Corta, hemos extraído la siguiente información: Como sabemos el genio sueco de la dinamita, Alfred Nobel, cuando logró mezclar la nitroglicerina con el aditivo mineral, descubrió por sí mismo, la rapidez con que se podrían construir carreteras, vías férreas, túneles, etc., pero a su vez concluyó, que con este importante descubrimiento, había logrado un monstruo, que en el caso de conflictos bélicos, destruiría, tanto al agresor como al agredido, lo cual le llevó a la conclusión, de que se trataba del final de hostilidades estando así frente a un ser monstruoso que disuadiría toda acción bélica, asimismo, con sus experiencias de laboratorio, fue uno de los primeros en destilar el petróleo crudo, naciendo los diversos combustibles procedentes del oro negro. La humanidad, se dijo está frente a un progreso acelerado y lejos e las de aventurarse en guerras.

MEDITACIONES CLIMATICAS: Tratando de hacer un cierre transitorio al tema del cambio climático, petróleo e hidrógeno, siempre bajo la premisa de que se trata de opiniones mayormente extraídas de la Honda Corta y que además todos debemos respetar el derecho ajeno, se ha aclarado, desde fuentes diversas internacionales, que el sentido común, nos dice que carece de realismo pensar en inamobilizar las extracciones de petróleo, pero criticamos la ineficiencia de la tecnología mundial, incapaz de producir una fórmula que permita absolver las emisiones de CO2 adhiriéndolo a cualquier mineral o material apto, y luego deshacerse del conjunto, como desperdicio (basura).

Nosotros, que aprendimos algo de laboratorio, mezclas y reactivos químicos, hemos mantenido el mismo punto de vista, pero no tenemos capacidad académica para responder a tan importante incógnita.

Mientras tanto, opinamos que debe respetarse el criterio del protocolo de Kioto y recomendar que la OPEP ofrezca una compensación jugosa para producir un medio de absorción del CO2, ya sea vía líquida o vía sólida.

Es propio señalar, dentro de cualquier credo religioso, que el petróleo, como todo bien de nuestra naturaleza, es un don del ser supremo, y que consecuentemente, el mismo debe ser usado respetando la salud de los pueblos.

Igualmente, a través de la Honda Corta, hemos podido informarnos, que la reacción a través del silencio de los jerarcas del mundo frente a las alzas continuas del petróleo, se debe en buena parte, al temor de los dirigentes a una reacción financiera de poderosos en la OPEP, que podría sacudir la estabilidad bancaria de cualquier país.

Finalmente, procede felicitar calurosamente a Su Majestad Isabel II por su respaldo a la lucha contra el cambio climático. Loor a Su Majestad.