Higos, frescos o secos, son unos frutos muy saludables

http://hoy.com.do/image/article/336/460x390/0/8C30315A-EA05-487B-A66C-E7B25D1F07E6.jpeg

Cada día, la naturaleza nos recuerda la gran cantidad de maravillas que nos ofrece. Y es que existe una gran variedad de sabrosos frutos y vegetales listos para complacer los paladares más exigentes.

Dentro de todas esas exquisiteces tenemos al delicioso y muy nutritivo higo. Para aquellos que no lo conocen, el higo es el fruto de la higuera, un árbol cuyo origen se remonta a     más 500 años atrás.

Al ser este árbol menos adaptable que la palmera al clima, su cultivo se limita principalmente a la zona mediterránea y a países como España, Italia y Turquía.

Es bueno tener presente que el higo es un fruto propio del verano y se puede conseguir en su variedad seca o fresca. Ahora bien, los higos frescos son un alimento mucho menos nutritivo que los secos porque en éstos el contenido de azúcar es cinco veces mayor.

Propiedades de los higos secos
Aportan seis veces más energía que los frescos, además de que el método de la deshidratación concentra los nutrientes haciendo que la fruta sea una fuente rica en potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio, y vitaminas A, B y C.

Propiedades de los higos frescos
Se trata de un fruto compuesto 80% por agua y 12% por  azúcar. Es ideal para consumirlo maduro, ya que es muy digestivo.

Los higos frescos también tienen ciertas cantidades de ácido cítrico, málico y ácido acético.

Su contenido en grasas y en proteínas es mínimo pero aporta gran cantidad de agua y minerales.

Zoom

Consejos útiles

Para comer higos
Conviene saber que los higos deben consumirse lo antes posible. El momento ideal es precisamente aquel en que el fruto comienza a deteriorarse y las arrugas y oscurecimiento de su piel indican que la madurez y riqueza en azúcares están en su momento helado. Su consumo más común es en forma de postre, tanto solo como en compañía de otras frutas.

Las claves

1. Calorías
 En su forma fresca contiene 80 calorías por cada 100 gramos y cuando está seco tiene 280 calorías.

2. Vitaminas
Aporta vitaminas A, B y C, así como grandes cantidades de niacina o ácido nicotínico que, entre otras propiedades, contribuye a disminuir el colesterol en la sangre.

3. Propiedades
El higo se considera como un laxante natural, por lo que está indicado para personas que padezcan estreñimiento. Combate las inflamaciones y la leche que surge del tallo al arrancarlo se usa para combatir verrugas y callos. Tiene la fama de ser un alimento con cualidades expectorantes muy útil para las personas con problemas bronquiales crónicos.

La receta

Higos a la sartén

6 higos frescos

1 onza de azúcar

2 naranjas de zumo

7 onzas de queso

1 cucharadita canela

1 onza de mantequilla

1 chorrito de brandy

Preparación
Bata la crema de queso con una onza de azúcar previamente molida y canela. Rellene una manga pastelera con boquilla lisa y guarde en la nevera durante 15 minutos en el congelador. Ponga el resto del azúcar en una sartén y deje caramelizar, añadiendo la mantequilla. Remueva con una cuchara de madera. Lave los higos y parta en dos. Ponga en la sartén y saltee por ambos lados durante 5 minutos.

Vierta con el brandy y lleve a fuego a marear durante unos segundos. Riegue con el zumo de naranja y de un nuevo hervor. Ponga en platos calientes y decore cada higo con queso por encima. Sirva caliente dejando derretir la crema de queso. Es importante tener presente que los higos son ricos en fibra soluble que recibe el nombre de pectina. Esto hace que los higos ayuden  a disminuir los niveles de colesterol en sangre y en fibra insoluble que ayuda al movimiento intestinal. De manera, que consumir platos a base de higos previene  el estreñimiento y otros males intestinales.