Hijo de comunicador niega adquiriera terrenos del CEA

21_02_2017 HOY_MARTES_210217_ El País12 A

Leónidas Antonio Evangelista Pijuán, hijo del fallecido comunicador Leónidas Evangelista Martínez (Leo Martínez) desmintió categóricamente que él o su padre se apropiaran de una porción de terreno que compró José Rodríguez al Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y que habría sido la razón por la que este último terminó con la vida de dos comunicadores en San Pedro de Macorís, como salió reseñado el pasado sábado en este medio.
Lamenta que luego de la trágica muerte de su progenitor, también “se le quiera matar moralmente”, con una información que califica como errónea.
Junto a su abogado, Aris Palmero, el hijo del destacado locutor petromarorisano solicitó al CEA la constancia de que ninguno de ellos es propietario de terreno alguno administrado por esa institución.
Palmero, representante de la familia del locutor, argumenta que este solo sirvió de intermediario entre el matador y el CEA para que recuperar el dinero invertido en el terreno.
Asegura que todo San Pedro de Macorís se encuentra consternado por la perdida del locutor, que dirigió por 40 años la emisora donde vio la muerte, y más ahora con la información publicada, donde se le atribuye la posesión de un terreno, cuando él solo fue mediador entre le Estado y su verdugo.
Leo Martínez, director de la emisora 103.5 y el locutor Luis Manuel Medina fueron muertos a tiros por Rodríguez a media mañana del 14 de febrero. En el hecho también resultó herida la secretaria de la estación. Al día siguiente el matador se suicidó.

En una versión recogida por el periodista Ling Almánzar, fuentes policiales vinculadas a la investigación daban cuenta de que la tragedia se generó porque los terrenos que compró al CEA Rodríguez, estaban en posesión de Evangelista Pijuán.
En una comunicación entregada ayer al CEA, el hijo del comunicador solicita a la dirección ejecutiva e inmobiliaria, una certificación en el menor tiempo posible, donde conste si él figura como comprador o adquiriente de cualquier título a alguna porción de terreno de esa institución y de ser positiva la referida solicitud, indicar el área superficial de esta, la parcela, manzana y solar, así como el Distrito Catastral donde pertenezca la misma, para identificar el referido inmueble sin mayores inconvenientes.
Aunque todavía no cuentan con la certificación física, dijeron que las diligencias preliminares indican que ni Leo Martínez, ni su acompañante como víctima, ni su hijo están registrados en el CEA como adquirientes de ninguna porción de terreno.
Palmero dice que la información le ha hecho un daño moral a la familia y a la memoria Leo Martínez, “un comunicador acabado, que fue profesional de la comunicación, la contabilidad y el derecho, catedrático universitario de la Universidad Central del Este, director de la emisora por 40 años, una voz autorizada”.