Hijo del Chapo, liberado y en Sinaloa, según familiar de uno de secuestrados

Chapo

Culiacán. Jesús Alfredo Guzmán, hijo del capo Joaquín “el Chapo” Guzmán, fue liberado tras su secuestro, ocurrido el lunes en un lujoso restaurante de Puerto Vallarta, y actualmente permanece en el estado de Sinaloa, según informó hoy a Efe un familiar de una de las personas que fueron retenidas junto a él.

La fuente, que vive en Sinaloa y pidió que no se revelara su identidad, defendió que tanto el hijo del capo como los otros cinco hombres que fueron secuestrados en el occidental estado de Jalisco ya gozan de su libertad.   “Gracias a Dios todos están bien, Alfredo y los demás”, afirmó.   Añadió que algunos de los secuestrados no están en Sinaloa, la tierra natal de Guzmán, pero que el hijo del Chapo sí permanece en el estado.   La liberación, de acuerdo con la fuente, se produjo después de una negociación, de la que no dio más detalles.   Las autoridades mexicanas aún no se han pronunciado para confirmar o desmentir esta noticia.

“No tenemos información que nos pueda determinar eso (la liberación de los secuestrados)”, dijo a Efe una fuente de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), institución que había anunciado que un “grupo interdisciplinario” se sumaría a las investigaciones sobre el caso para “esclarecer los hechos”.   La fuente de la fiscalía continuó diciendo que para la institución “siguen privados de su libertad”.   Las familias de los secuestrados no interpusieron una denuncia pidiendo la localización de estas personas.

El portal de noticias Ríodoce se hizo eco el sábado de la liberación de Alfredo “luego de cinco días de cautiverio”, a partir de dos fuentes distintas que no identificó.   Según Ríodoce, “no se precisó en qué lugar, ni tampoco dónde hizo contacto ya con sus familiares, pero las fuentes aseguran que todos ellos están ilesos”.

Uno de los abogados del Chapo, José Refugio Rodríguez, indicó a Efe que se muestra favorable a creer la información publicada por este medio de Culiacán, la capital sinaloense.   “Es muy probable que sí sea verídico, pero desgraciadamente no he podido confirmarlo por familiares cercanos”, reconoció el abogado.   Los siete hombres que irrumpieron en el restaurante La Leche de Puerto Vallarta son, según la fiscalía de Jalisco, miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), una escisión del cártel de Sinaloa surgida en 2010 que controla la región y ha protagonizado violentos actos en los últimos años.