Hípica por dentro

“COMPRENSION DE LA PSICOLOGIA DEL CABALLO”

(1 de 3)

La psicología del caballo es el saber cómo piensa este animal y qué es lo que lo agravia. Es la clave para poder evaluar sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Sabemos que unos caballos aprenden más rápidos que otros, algunos tienen un temperamento fuerte, algunos son nerviosos, otros son flojos, otros de complexión atlética, y algunos más son menos hábiles. Todos estos factores deberán considerarse para obtener lo máximo de su caballo. Afortunadamente los caballos son nobles por naturaleza, así es que se deberá de hacer lo posible por mantenerlos de esa manera. No olvide que los caballos se asustan con facilidad y se confunden; por consiguiente deberán mantenerse calmados. A un caballo nunca se le olvida lo que se le ha enseñando, sea bueno o malo; de todo modo, el entrenamiento hace al caballo. Por eso es que el entrenador y el jinete son los responsables por el comportamiento del caballo, ya sea bueno o malo. También debe recordar que el caballo tiene muy poca capacidad de razonamiento. De ahí su merecido tratamiento.