Hípica Por Dentro. “UN APARATO QUE REGISTRA LAS CASTAÑA DEL CABALLO “

Luis Márquez

(4 DE 8)
Los datos que son alimentados a la unidad maestra que compila y almacena toda la información relacionada con las castañas, junto con el nombre del caballo, marcas, número de registro, fecha de nacimiento, lugar donde está el establo, nombre y dirección del propietario, así como cualquier otra cosa que se considere pertinente.
La computadora, una pequeña maquinita deliciosa, ansiosa de complacer, preguntas cortésmente “¿Está bien lo que me han alimentado?”. Si el caballo ya está en el archivo, es identificado en unos segundos, y la computadora, siempre cortés, volverá a preguntar “¿No desea usted que busque yo otros datos?”. A cada caballo que está registrado en el archivo se le proporciona su Tarjeta de Identificación propia. La cuota por caballo individual es de 15 dólares, por ordenar originalmente, y 7.50, anualmente por conservar los récords y realizar la búsqueda. Despues de haber sido descubierto por Taylor el revolucionario equipo, han sido muchos los veterinarios de la Unión Americana que están usando el mencionado equipo computarizado para ordenar el registro de sus potros y potrancas y el número va en aumento cada día.