Hípica Por Dentro. “EL CABALLO DE CARRERA EN JAPÓN”

Luis Márquez

(5 DE 12)
Al producirse la suspensión de las importaciones en el Japón, por motivo de los conflictos bélicos mundiales desencadenados en 1939, ya habían ingresado al elevage del Japón excelentes sementales, entre ellos “Primero”, por “Blandford”, ganador del “Irisb Sweps Derby” en Irlanda. “Theft”, por Tetratema. “Shian Mor”, por Buchan y “Tornesol”, por Gainsborrough. También se habían incorporado a establecimientos de cría local yeguas de excelentes pedigree y antecedentes, como “Beautiful Dreaner” por Enthusiast, “Astonishmente” por Quickly Wise, “Propontis”, por Ravensbury, etcétera.
El caballo de carrera en el Japón en la que nos referimos sobre varios de los sementales y yeguas madres que produjeron excelentes caballos y sus líneas que se han prolongado hasta nuestros días. Corresponde señalar que el padrillo “Primero”, fue extremadamente generoso en la transmisión de sus aptitudes, pues produjo grandes ganadores clásicos que al ser incorporados a la reproducción también actuaron con singular éxito, destacándose entre otros Minamihomare, Komalsuhikart, Hakutoryo, Tosamidori, entre otros. Minamihomare, y tosamidore, especialmente produjeron excelentes yeguas madres y mantienen en vigencia.