Hípica por dentro: “CUIDADO CON LAS NARICES ROSADAS”

Luis Márquez

(3 DE 3)
Generalmente no se presenta fiebre con esta condición, pero puede haber tenido cólico en los primeros momentos. La mucosa de la membrana conjuntiva estaba rosada con tono amarillento, lo cual mostraba una complicación del hígado. Afortunadamente esto no produjo efecto secundario. De una sobre dosis de fenotiazina. Un medicamento común para desparasitar. También puede seguir a una enfermedad o una infección. Patches había sufrido de una infección muy fuerte en una pata. Cuando se agitó un día de agosto, apenas se había recuperado de la infección al grado que estuvo en la última exhibición sin mostrar ningún síntoma de cojera.
No es raro que los borregos o el ganado vacuno tengan fotosensibilidad, pero los dueños de caballos, raramente lo detectan. Las lesiones en caballos están confinadas a las áreas blancas o con pigmentación clara de la piel. Se había oído de un caballo blanco en un condado vecino con lesiones en todo el cuerpo. Se recuperó, cuando la enfermedad qué notaba por primera vez en County Derry, Irlanda, donde un buen número de caballos fue afectado al mismo tiempo, se le consideró ser 70% mortal. El tratamiento médico moderno aseguró la recuperación del caballo.