Hípica Por Dentro. “EL ESCRUTINIO DEL POOL POR EL SISTEMA ELÉCTRONICO”

Luis Márquez

(3 DE 3)
Con la puesta en vigencia la nueva mitología computarizada para determinar los cuadros y papeletas, ganadores en una cartelera hípica, se evitó –en parte- la suspicacias de una gran parte de la gran familia hípica, ya que quiérase o no el nuevo sistema, a parte de ser más rápido, era más transparente, ya que no era lo mismo, que un grupo de gente sentados en una larga mesa revisando uno por uno los cuadros y papeletas, para determinar cuales de ellos acertaron la mayor cantidad de ejemplares ganadores en una cartelera.
Naturalmente, en todos los juegos deporte, el que no logra salir ganancioso, en sus selecciones, demuestran inconformidad, articulando que el proceso, o las decisiones de los Jueces no fue lo suficientemente clara, o que se parcializó. De ahí que en aquella ocasión, en que por primera vez, fue instalado en el Hipódromo Perla Antillana, el Equipo Computarizado para realizar el escrutinio para la jugada pool, fue un paso de avance hacía la modernidad, ya que era imposible, que ya existiendo en todas partes del mundo máquinas electrónicas para los resultados de las carreras de caballos, en nuestro país aún no se había instalado un equipo computarizado.