Hipolitadas

Hipolitadas

Claudio Acosta, jefe de redacción en horario vespertino

Hipolitadas.- Aunque por razones distintas, no tengo dudas de que así como todavía celebramos las anécdotas y ocurrencias de Lilís, el dictador asesinado a balazos en Moca en 1899, se estará hablando durante mucho tiempo de las hipolitadas, la última de las cuales volvió a recordarnos porqué debemos congratularnos de que solo gobernara cuatro años y, sobre todo, que no tenga ninguna posibilidad de volver al “carguito” al que tanto gusto le cogió que modificó la Constitución para tratar de quedarse.

Aunque es preciso aclarar, en aras de ser fieles a los hechos y su contexto, que su afirmación de que no es partidario de que se persiga a los expresidentes es una reiteración, solo que en esta ocasión fue un chin mas lejos al revelar que a su llegada al poder había “muchísimas razones” para perseguir a su antecesor, Leonel Fernández, y a varios funcionarios de su gobierno, pero no lo hizo debido a su “convicción personal” de que perseguir a expresidentes desestabiliza a los países.

Y las reacciones no se hicieron esperar, desde el que calificó de burla inaceptable sus declaraciones, hasta los que le recordaron, en afinado coro, que nadie está por encima de la ley si cometió un delito.

Los únicos que celebraron la gracia fueron los legisladores Gustavo Sánchez, vocero de la bancada del PLD en la Cámara de Diputados, y el senador por Elías Piña Yván Lorenzo, quienes dijeron coincidir con Hipólito en el sentido de que no están de acuerdo conque por retaliación se acose y persiga a los expresidentes.

Por suerte esas declaraciones, por venir de quien vienen, la sociedad dominicana las toma como un chiste de mal gusto, como otra hipolitada de la que es preferible reirse con los dientes para dentro para no tener que “rajarse” a llorar de pura verguenza, sobre todo si usted pertenece al PRM.

Pero no son inocentes ni fortuitas, y es importante que eso lo tengamos claro tanto dentro como fuera del gobierno.

Más leídas