Hipolito en problemas

FRANCISCO ALVAREZ CASTELLANOS 
Al negarse a asistir a la cita que le hizo la jueza Esther Agelán Casasnovas a Hipólito Mejía, para que estuviera presente como “testigo de descargo” en el juicio de Hernani Salazar contra Marino Vinicio Castillo, el ex-presidente cometió un error que podría costarle sumamente caro, y no solamente en el plano político. Si a eso se agrega que Pedro Franco Badía, uno de los acusados en el asunto del Plan Renove, está asegurando con insistencia que solo cumplía órdenes directas del entonces Presidente Mejía y pidiendo a la vez que Mejía fuera citado como testigo a dicho juicio, el panorama exhibe un color sumamente oscuro.

Pero volviendo al juicio Hernani versus Vincho, las cosas no son como alguien se las ha pintado a Mejía. El haberse negado a asistir al juicio como testigo, porque no tenía nada que decir, obligó a la jueza de la Quinta Sala Penal a citarlo por segunda vez. Y en esta ocasión no podrá negarse, so pena que se dicte en su contra una orden de conducencia, que en lenguaje llano no es otra cosa que llevarlo al tribunal quiéralo él o no. Y en el tribunal el pueblo podrá oír cosas y cosotas que pondrá a mucha gente en la picota, a juzgar por las pruebas que el propio doctor Castillo dice tener, desde fotos sumamente comprometedoras, hasta documentos de pago más comprometedores aún.

Ese será un juicio histórico y todo el mundo espera que el Presidente Fernández ni siquiera intente “interesarse” en el mismo, porque no se trata del Ministerio Público, sino del Poder Judicial, al que él no puede poner en ridículo con “revocaciones” cuyo verdadero fondo “casi nadie” ha entendido.

Mejía deberá asistir voluntariamente al juicio, y prepararse mentalmente para escuchar cosas que quisiera olvidar. El hecho de que nueve meses después de haber ganado las elecciones presidenciales el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) no haya ningún “presunto” corrupto ni siquiera investigado, dá mucho que pensar. Y este hecho es una de las “piezas ganadoras” que tiene en su poder el doctor Castillo, quien ha investigado las fortunas de mucha gente antes del 2,000 y después de este año.

He escuchado a numerosos comentaristas de televisión asegurar que el país jamás había tenido un gobierno más corrupto e incapaz que el que encabezó Mejía. El propio Presidente Fernández dijo (y lo ha repetido en otras ocasiones) que recibió un país quebrado económicamente, pero sin embargo no haya hecho nada por esclarecer y hacer públicas las causas de esa situación, que cada día se torna más devastadora para todos los dominicanos.

Entonces, en el juicio Hernani-Castillo oiremos cosas jamás dichas; veremos documentos nunca hechos públicos; El famoso Quirino “bailarᔠen ese juicio y Mejía se verá obligado a levantar su mano derecha y jurar decir “la verdad y solamente la verdad”. La situación es sumamente delicada para Mejía y muchos más. Y como todos sabemos que el ex-presidente prácticamente habla sin tener mucho en cuenta lo que dice, ¡ y como lo dice!, entonces el juicio a iniciarse el próximo sábado 21 de mayo en curso, podría ser… el juicio del siglo.

Al menos, los prolegómenos del asunto no pueden ser más claros, más explícitos, por lo que a este pueblo le esperan más días de angustia. Porque la desesperación lleva en muchos casos a que la gente cometa los actos más increíbles. ¡ Y ahí está el peligro !     

Alerta, pues, que cualquier cosa puede pasar. Y no buena, precisamente.