Hipólito Mejía estima vergonzoso Hatuey Decamps obtenga una aceptación popular de 4%

El presidente Hipólito Mejía estimó anoche como “vergonzante y frustrante” que, conforme dijo, un hombre como el licenciado Hatuey de Camps, presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y con más de 40 años de ejercicio político, registre niveles de aceptación popular por debajo de un 4 a un 5 por ciento.

“Un hombre como De Camps, con un 4% o 5%, junto a otros que no tienen nada, deberían estar callados y no hacerle caso a la prensa dominicana”. Pero a ustedes (los periodistas) les encanta eso, incluyéndolo a usted (Ramón Colombo), le fascina como dicen en el lenguaje femenino”, comentó el mandatario.

Mejía, al comparecer al espacio Una Vez a la Semana que producen los periodistas Juan Taveras Hernández y Colombo, por Radio Televisión Dominicana, anticipó el fracaso de la convención convocada por De Camps para el 14 diciembre.

De Camps, ex presidente de la Cámara de Diputados y antiguo secretario de la Presidencia, convocó a una convención nacional en el PRD junto a los también precandidatos Ramón Alburquerque, Rafael Flores Estrella y José Rafael Abinader.

“Usted no puede amenazar a nadie, si usted no tiene gente, lo que es vergonzoso y traumático en el caso del presidente del partido, un hombre con 40 años en el ejercicio político, que tenga un 4%, un 5%”, recalcó el Presidente.

Mejía, quien aseguró tener en su poder encuestas que dan esos porcentajes al presidente del PRD, dijo que De Camps “lo que tiene es que medirse y ver su real dimensión en las bases del PRD”.

Agregó que el comité ejecutivo reunido recientemente por De Camps y el resto de los precandidatos que le adversan “hay que revisarlo y que la Junta Central Electoral “tendrá que tomar una decisión en este campo”.

Insistió en que ese organismo “tendrá que tomar una decisión, porque si fuera así, cualquiera puede hacer un relajo”, asegurando que no le preocupa la amenaza de división en el PRD, porque el partido, en un 95% o 96% lo representa él junto a la vicepresidenta Milagros Ortiz Bosch, Rafael Suberví Bonilla y Enmanuel Esquea Guerrero.

El Presidente Mejía confío en que la crisis que afecta al PRD se solucionará, bajo el entendido de que lo que se está viviendo “es una actitud de desesperación”.

[b]EL CURA ROGELIO[/b]

De otro lado, el presidente Mejía negó de manera enfática que el gobierno haya intercedido frente a los superiores de la Orden Salesiana en Roma, para lograr el traslado del país del sacerdote Rogelio Cruz, a quien recibió el jueves pasado en el Palacio Nacional.

Relató que el sacerdote le visitó acompañado del médico Félix Antonio Cruz Jiminián y que le garantizó que jamás ha intervenido frente a instancias católicas para perjudicar un sacerdote.

Dijo que tal actitud no la asumió, ni siquiera en el caso del “curita famoso ese de Gurabo”, pese a que, según expresó, ha sido jesuita toda la vida y es amigo personal del superior de esa congregación, el sacerdote Zaglul.

Manifestó que al cura Rogelio le ha dicho pública y privadamente que ha estado fuera de contexto “en muchísimas cosas, pero ese es su problema”.

Mejía garantizó que nunca ha intervenido ni frente al cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez ni frente al nuncio apostólico en la República Dominicana, para quejarse de un sacerdote.

Emplazó a la jerarquía católica a decir públicamente si dice o no, la verdad.