Hipólito Mejía solicita colaboración de la OEA “para lograr transparencia en la JCE y el TSE”

El  expresidente de la República,  Hipólito Mejía, solicitó hoy la colaboración de la Organización de Estados Americanos (OEA) para fortalecer los mecanismos de transparencia, independencia e imparcialidad de la Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral (TSE), para impedir violaciones a las leyes nacionales e internacionales.

Mejía manifestó que para fortalecer la democracia dominicana y el estado de derecho, es imperativo evitar que en las elecciones del 2016 se repitan las anomalías e irregularidades ocurridas en las pasadas elecciones presidenciales.

De manera particular, afirmó que la observación electoral por parte de la OEA debe ser más eficiente, puesto que de ese modo se imposibilitaría el uso de fondos públicos y el transfuguismo en favor de un candidato, como ocurrió en los comicios pasados.

En una comunicación dirigida al Consejo Permanente de la OEA, la cual deberá ser conocida en la reunión del próximo miércoles cinco de septiembre, el exmandatario señala que los hechos y actuaciones ocurridos en los comicios del 20 de mayo sientan un nocivo precedente para la democracia y son incongruentes con los principios de la Carta Democrática Interamericana (CDI) cuyo artículo uno establece el derecho de los pueblos de América a la democracia y la obligación de los gobiernos a defenderla.

La comunicación de Mejía a la OEA fue leída por Bonaparte Gautreaux  Piñeiro, quien fungió como vocero del equipo del excandidato presidencial, en una rueda de prensa efectuada en  las oficinas donde funcionó el Sector Externo de su candidatura, acompañado de los dirigentes Héctor Guzmán, César Cedeño, Fernando Durán,  Sergio Grullón Estrella y Manuel Vargas Payano, entre otros.

Mejía reconoció la colaboración brindada por el Secretario General de la OEA en la depuración del padrón electoral y señaló que como la misión de observación llegó en una etapa tardía del proceso se impidió que con tiempo fuesen  examinadas con la debida profundidad las graves causas que menoscaban la limpieza, equidad y legitimidad de los procesos electorales en el país.

En su misiva, Mejía manifiesta confianza en la capacidad del sistema interamericano en mejorar sus esfuerzos con la  sociedad y la necesidad de que se profundice en las causas que distorsionan la democracia dominicana, para que su solución lleve a un perfeccionamiento del sistema electoral y a preservar la gobernabilidad.

El exmandatario sostuvo que podría recurrir ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se examinen las irregularidades ocurridas en el pasado proceso electoral que vulneran las garantías incorporadas en los artículos tres y ocho de la Carta Democrática Interamericana.

Hipólito Mejía cuestionó el rol de los órganos electorales como garantes de la equidad según el mandato de la Constitución y la propia Ley Electoral, vistas las decisiones, omisiones y violaciones de derechos que estos adoptaron o permitieron a lo largo del proceso electoral.

“Mientras continúe la situación de completo control de los órganos del Estado por parte de Leonel Fernández y el PLD, la adopción de una Ley de Partidos será un esfuerzo formalmente importante, pero sin consecuencias prácticas, para producir  cambios significativos en la empeorada situación de la democracia en la República Dominicana”, dijo Mejía.

Pidió al Consejo de Representantes, alto órgano de la OEA, y a los pueblos de América que pongan mucha atención a los hechos relatados en su  informe enviado al Secretario General y a  esta comunicación,  a fin de que la Carta Democrática Interamericana tenga plena vigencia en la República Dominicana.