Historia
Todavía hoy discuten
quién ganó en 1986

http://hoy.com.do/image/article/136/460x390/0/674287F5-3C38-4F87-A4FD-48FD1C009B82.jpeg

Por Ángela Peña
Para Violeta Yangüela, primera mujer dominicana en dirigir una firma encuestadora, realizar trabajos de campo para Mark Penn y Joseph Napolitan, famosos empresarios de consultas electorales, y pionera en los sondeos políticos “a boca de urna”, fue Jacobo Majluta, y no Balaguer, quien ganó las elecciones de 1986.

El mismo 16 de mayo, Napolitan dirigió la encuesta y ella hizo la muestra en los colegios electorales. “Buscamos una caja de zapatos con un hoyo en el centro, y una papeleta donde estaban los retratos de los candidatos y pedíamos al que salía de votar que marcara por quien había votado, la doblara y entrara en la urna”. Ganó Majluta, afirmó. Los resultados, contó, no se publicaron, como tampoco “lo que se llama un perfil de candidato a la presidencia que hice con Joseph Napolitan”.

Sostiene hoy que el triunfador fue el candidato del Partido Revolucionario Dominicano. Ganó, “primero por un asunto institucional: usted no puede, como Jefe de Estado, sustituir la institucionalidad de un país por una Comisión. La Comisión fue la que declaró el ganador de esas elecciones, eso es ilegal. Ahora ¿quién propició eso? El propio PRD. Se olvidaron de que su lucha no debió haber sido interna sino la búsqueda de seguir en el poder. Eso le costó 14 años fuera del poder”. La otra razón, agrega, fue que “los votos no se contaron”.

La Comisión a la que alude Yangüela es la de Asesores Electorales que integraban monseñor Nicolás López Rodríguez, Rafael Herrera, Nicolás Pichardo, Alejandro Grullón, José Miguel Bonetti, Rafael G. Calventi, monseñor Agripino Núñez, Luis Taveras Andújar y Frank Moya Pons.

Julio Brea Franco, que vivió entonces días agitados en su función de Director de la Oficina de Coordinación Técnica de la Junta Central Electoral, es contrario a la opinión de Yangüela. “La evidencia de los datos muestra que Balaguer ganó pese a la extensión de las inscripciones del registro que influyó a que hubiera tantos votos observados. En cuanto a la cantidad de votos nulos y a su distribución provincial, no ofrecen base alguna objetiva para concluir que eran a favor de Majluta y que el no validarlos fuera la expresión de una estrategia fraudulenta”.

Añadió que “cuando se desclasifique la documentación en el Departamento de Estado y las comunicaciones de la Embajada de Estados Unidos en esos años, se verán los grandes temores que se anidaban en torno a la peligrosidad e imprevisibilidad del Gobierno de Jorge Blanco en dichas elecciones. La candidatura de Mera de Jorge al Senado, terminó siendo el núcleo conflictivo principal”.

Brea Franco  también se refiere a la Comisión de Asesores Electorales: “En cuanto a la parte muy importante del arbitraje del proceso, tú sabes de la CAE y de sus contribuciones a costa de opacar la institución”.

Violeta no escapó al enfado del candidato del Partido de la Liberación Dominicana, profesor Juan Bosch. “Yo fui a la primera que le tiraron los misiles, él me sacó del periódico HOY”. Tiempo después la visitó para disculparse. “La presión de los políticos -y Bienvenido Álvarez Vega lo escribió recientemente- obligó al periódico a no continuar con una empresa criolla, local, tuvieron que buscar empresas extranjeras para las encuestas”.

Hoy Violeta, quien también dirigió la encuesta interna en las primarias del PRD entre  Majluta y Peña Gómez, piensa lo mismo que, según declaró, pensaba entonces: “El PRD ha sido el único partido, en este país, capaz de traicionarse a sí mismo”.

Don Chencho y Minoú.  Ese año surgieron “Don Chencho” (Pedro Medrano) en un comercial del Partido Reformista asegurando que “Balaguer ofreció y dio”. Minou Torres se reveló como compañera inseparable del candidato rojo, cuestionado por “The New York Times” que publicó que éste estaba enfermo y ciego. Se produjo un sangriento enfrentamiento en Boca Chica entre militantes de una caravana reformista y otra del PRD en la que se encontraban Majluta y Peña Gómez. Jacobo declaró que se trataba de un atentado contra su vida. Quedó un lamentable saldo de muertos y heridos.

Por otro lado, los altos mandos militares descubrieron un supuesto arsenal en la residencia del general retirado Luis Ney Tejeda Álvarez, y los médicos del doctor Balaguer, Elliot J. Howard, Héctor Mateo, Anis Vidal y Clarence Eduardo Charles Dunlop certificaron que el aspirante estaba apto para gobernar, desmintiendo aseveraciones sobre el estado de salud del líder que obedecían “a motivos de carácter dolosamente políticos”

La tradicional violencia verbal se puso de manifiesto. Balaguer dijo: “En el país hay salas de maternidades llenas de ratones que se comen a los niños recién nacidos mientras en las oficinas de administración de los mismos centros de salud se concentran todos los gatos del país”.

Las palabras de “un líder de la oposición que no era Balaguer” en un programa de televisión parece que eran impublicables. Pero en la prensa salió la reacción de Majluta: “Lo que hizo ese candidato en televisión es un atentado total a la mínima decencia que se deben tener los hombres entre sí, es un candidato que todos sabemos que está loco hace mucho tiempo, pero que la locura no lo puede llevar a ser tan fresco, tan atrevido y tan abusador… Lo que debe hacer su partido es buscarle un psiquiatra para que lo que atienda”.