Holanda avanza a octavos en Copa

Memphis Depay es felicitado por Robin van Persie, luego de anotar el gol del triunfo de Holanda, para su clasificación en la Copa Mundial

AFP. PORTO ALEGRE, Brasil. Holanda sufrió pero logró vencer ayer de atrás por 3-2 a una dura Australia, y quedó a un paso de los octavos de final del Mundial de Brasil-2014.

Un gol de Memphis Depay a los 68 minutos -un remate desde unos 25 minutos que contó con la ayuda del portero australiano Maty Ryan- le dio la victoria a Holanda, que no se pareció ni por asomo a la de la goleada 5-1 ante España pero que igual se quedó con los tres puntos. Holanda quedó a un paso de los octavos de final, a los que podría clasificar esta misma tarde si España no derrota a Chile en el Maracaná de Rio Janeiro en el partido que cierra la segunda fecha del Grupo B. Los atacantes Arjen Robben a los veinte minutos y Robin Van Persie a los 58 marcaron los otros dos tantos de la ‘naranja’ y ambos alcanzaron al alemán Thomas Muller en lo más alto de la tabla de goleadores del Mundial, con tres goles cada uno.

Tim Cahill a los 21 minutos con un golazo de volea y Mile Jedinak con un pólemico penal a los 54 minutos descontaron para Australia, que prácticamente se despidió de Brasil-2014, su cuarto Mundial. El partido se disputó en el estadio Beira Rio de Porto Alegre (sur) ante unos 43.000 espectadores, entre ellos el rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima de Holanda. El próximo lunes, en la última fecha del Grupo B, Holanda jugará contra Chile en Sao Paulo (sur), mientras que Australia lo hará ante España en Curitiba (sur). Ambos partidos se jugarán a las 13H00 locales (16H00 GMT).

Depay le dio la victoria. El gol de Depay, que había ingresado al campo minutos antes en lugar de Indi en el descuento de la primera etapa, le brindó tranquilidad a la oncena de Louis Van Gaal, que nunca se sintió cómoda ante la presión de Australia. Depay probó desde media ditancia con un remate sin mayor peligro, pero el portero Ryan falló y el balón se le coló entre sus manos. Los Socceroos habían salido a jugarle de igual a igual.