Holmes, más cerca de la pena de muerte por matanza “atroz” en cine de EE.UU.

James Holmes

Washington. James Holmes, culpable de matar a 12 personas en un cine de Aurora (Colorado, EE.UU.), está más cerca de la pena de muerte después de que hoy el jurado encargado de juzgarle considerara “atroz” la matanza y concluyera que el acusado demostró “desprecio por la vida” al disparar contra una audiencia indefensa.

Con su decisión, el jurado aleja a Holmes de la cadena perpetua, pena que reclama la defensa, y lo aproxima al corredor de la muerte, aunque la decisión final no se conocerá hasta dentro de un mes, cuando el jurado haya completado tres deliberaciones diferentes en la fase final en que entró el juicio el miércoles.

El primer debate sobre los factores agravantes concluyó hoy y, a partir de ahora, el jurado -compuesto por nueve mujeres y tres hombres- debe dirimir hasta qué punto Holmes estuvo influido por su esquizofrenia paranoide cuando, en 2012, irrumpió en un cine con una máscara de gas y guantes negros y comenzó a disparar sus cuatro armas.

Holmes, que ahora tiene 27 años, llenó el cine de gas lacrimógeno, se dedicó a disparar indiscriminadamente contra el público presente y fue detenido a las afueras del lugar por la policía, ante la que se identificó como el “Joker” (Guasón), uno de los enemigos de Batman, película que se presentaba en el momento.

Cuando el jurado decida sobre la enfermedad mental de Holmes, emitirá otro veredicto y luego comenzará la tercera y definitiva fase de este capítulo final, en el que escuchará los testimonios de las víctimas para decidir si se envía al acusado al corredor de la muerte o si lo envía a prisión de por vida. En su veredicto de hoy, el jurado consideró probado que Holmes actuó con deliberado desprecio a la vida humana, amenazó la vida de otras personas con su entrada mortal a la sala de cine y, además, actuó de una forma “especialmente atroz” en lo que fue una “emboscada” para las víctimas que no tenían posibilidad de escapar.