Hombre mata pareja de 24 puñaladas en SDN

. 
Hoy en la mañana ocurrió otro Feminicidio en barrio villa Blanca de sabana Perdida, donde perdió la vida la señora ( Glenis Elisabeth Alvarado,)  ha mano de su pareja ( Manuel Montero ) en foto :  José Miguel Cabrera ex pareja. HOY Duany Nuñez 11-11-2019
. Hoy en la mañana ocurrió otro Feminicidio en barrio villa Blanca de sabana Perdida, donde perdió la vida la señora ( Glenis Elisabeth Alvarado,) ha mano de su pareja ( Manuel Montero ) en foto : José Miguel Cabrera ex pareja. HOY Duany Nuñez 11-11-2019

Un hombre mató de 24 puñaladas a su pareja y luego intentó suicidarse infiriéndose siete estocadas en la residencia de esta, situada en el sector Villa Blanca, de Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte. El victimario recibe atenciones médicas en el hospital Ney Arias Lora.
Familiares y vecinos afirman que a eso de las 7:00 de la mañana Manuel Montero Ogando, de 51 años, le quitó la vida a Gladys Elizabeth Alvarado, de 44 años, luego de que esta le dijera que tenía la intención de dejarlo. Es el sexto feminicidio ocurrido en los últimos siete días.
“Ellos tenían un año de relación, pero él no vivía fijo aquí porque él venía continuamente desde el campo de San Juan de la Maguana. El hecho fue por el problema de que ella lo iba a dejar. Ella había dicho que no quería estar con él y eso parece que lo llevó a cometer el crimen”, relató José Miguel Cabrera, expareja de la fallecida y padre de dos de sus tres hijos.
Definió como terrible la cantidad de feminicidios que están ocurriendo cada año en el país y criticó el papel que han jugado las autoridades encargadas de salvaguardar la seguridad ciudadana.
“Las autoridades deben actuar para evitar ese tipo de cosas. Esto es terrible, esos hombres están eliminando la especie y las autoridades no toman otras medidas, porque los trancan y después los sueltan”, externó con los ojos llenos de lágrimas.
Gladys Elizabeth Alvarado falleció mientras recibía atenciones médicas, cuando desde la unidad de emergencias iba a ser ingresada a la Unidad de Cirugía.
Sus restos fueron llevados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) del hospital Marcelino Vélez para ser sometidos a una autopsia. Serán velados en su residencia. Sin embargo, hasta la tarde de ayer sus familiares no habían decidido dónde sería sepultada.
Luz Mercedes Mejía, quien vive a pocos metros de donde tuvo lugar la tragedia, describió a Alvarado como “una mujer tranquila de su casa que solía ir a la casa de al lado para cuidar a la señora de allá”.
El agresor se encuentra estable luego de que fuera llevado al hospital Ney Arias Lora para ser atendido por las puñaladas que él mismo se infirió en el abdomen y, según informes, ser golpeado por comunitarios antes de ser aprehendido por policías.
Al mediodía de ayer aún había una docena de moradores cercando la casa de Alvarado mientras que sus hijos recibían el consuelo de familiares y allegados.